Perspectiva personal de la reforma laboral

He tenido el “placer” por llamarlo de algún modo de leer la Reforma Laboral, esa que debe reactivar la economía. Sinceramente aún no he entendido bien como van a reactivar el mercado laboral con esa ley.

No he visto un artículo, bueno ni yo ni el compañero que dio pie a que yo escribiese esto, donde se especifiquen medidas concretas para reducir el paro. Si, es cierto que en los últimos tres meses el paro ha bajado, pero también es cierto que en los meses de verano, el sector servicios contribuye notablemente a la bajada del paro, para después dar lugar al desempleo estacional. Pero no por ninguna ley del Gobierno, sino por el funcionamiento normal del mercado.

He perdido un par de horas de mi tarde libre para hablar con una vieja amiga entre los muchos temas que hemos tocado ha surgido la reforma laboral.  Me he entristecido al  darme cuenta como una vez que la gente prospera y llegan a cargos pseudo importantes, pierden el Norte y la frescura con la que veían el mundo. Me ha resultado curioso, la facilidad con la que ha espetado “ahora es mucho más barato despedir a la gente y sinceramente yo lo haría”. Y es cierto que ahora será más barato el despido, el cual para causas objetivas se ha reducido de los cuarenta y cinco días por año a treinta y tres días por año. Asimismo esto no es lo único a tener en cuenta en esta reforma laboral, aunque ciertamente es lo más conocido.

La mayoría de las personas no se preocupa de este tipo de temas hasta que les afecta, luego buscan a Asesores Laborales y Abogados Laboralistas para que les contesten la gran pregunta ¿eso me lo pueden hacer? Lo cierto es que la reforma laboral aborda temas como la contratación temporal, esa de la que nos quejamos pero ahora con la nueva ley nos elimina la incertidumbre de la temporalidad y especifica que la duración máxima será de tres años con una posible prórroga y con una indemnización de doce días por años.

Soy hermana de un Sindicalista acérrimo, del que me siento orgullosa, aunque muchas veces le digo que no entiendo bien bien porque se parte el culo. Veo como cada día pierde un poquito más la ilusión con la que miraba la utopía de un lugar mejor para los trabajadores, mientras tengo la sensación de que los Sindicatos se bajan los pantalones y se corrompen internamente, cediendo ante empresas y Gobiernos y dejan a soñadores, como mi particular sindicalista, desamparados. Veo como la gente entra en su Despacho y le piden soluciones ipsofactas, como le gritan diciendo que no hace suficiente y como se desanima cada día un poquito más al leer cosas como que:

la empresa podrá despedir en caso de una “situación económica negativa”. Pero a alguien se le ha olvidado definir qué se entiende por situación económica negativa, así que como nos tienen acostumbrados, dejan a discreción de empresas y empresarios el despido y a la elección del Juez determinar qué será lo que entendamos por este concepto.

Creo que nadie se puede imaginar cuantas veces ha escuchado mi representante de los trabajadores que la situación económica de la empresa a la que mi padre dedicó cuarenta años, es negativa. Primero, era negativa para cerrarla y no volver a abrir, después era lo suficientemente sostenible para arreglarse con una ERE, ahora la situación se arreglaría trasladándose a Teruel (Si Teruel existe señores, no es una excusa de situación económica negativa).

La nueva reforma laboral, le va hacer enfrentarse a negociaciones colectivas, como las que muchas empresas y como la suya propia están viviendo, pero no se han molestado en facilitar el proceso,  el procedimiento sigue siendo rígido.

Se enfrenta a que los salarios irán evolucionando según el índice de precios y en los convenios colectivos aparecerá una clausula maestra por la que se podrá inaplicar esta actualización. Será curioso ver cómo explican a los trabajadores, que sus sueldos pueden no ser actualizados, pero que esto se hace en pro del bienestar económico.  Pero no olvidemos que permitir no actualizar los salarios hacen que los trabajadores pierdan poder adquisitivo, la pérdida de poder adquisitivo, hace que los agentes económicos consuman menos y por tanto el mercado se vea afectado. Recordemos que esto es una de las medidas de la “economía sostenible” que nos van a sacar de la crisis y de los cuatro millones de parados ¿o no?.

NOTA: Gracias a @xpineda por su artículo, me hizo plantearme escribir este más personal.

NOTA 2: A mi Sindicalista, porque esas chaquetas que dices te vienen grandes los sueños pueden ajustarlas. Date una oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s