Comunicación, Derecho y TIC

Hace unas semanas pude acudir a las Jpod10 para los legos en la materia, son las jornadas de podcasting celebradas, este año, en Barcelona. Allí nos congregamos ‘Podcasters’ y ‘Bloggers’ de todas partes.

Por esas coincidencias de las vida, vi una conferencia que despertó mi curiosidad profesional, las demandas a la comunicación amateur y la responsabilidad civil. Para que os hagáis una idea trataba de la responsabilidad derivada de nuestras opiniones y comentarios resultantes tras una grabación o la escritura de nuestro blog.

Muchas veces no somos conscientes de los riesgos de nuestras opiniones y el alcance de éstas. Y es que la Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) nos han acercado a todos los rincones del mundo y lo que antes era una conversación entre amigos la cual no transcendía más allá de lo que fuese un grupo reducido de personas, hoy atraviesa fronteras y hace desaparecer la barrera espacio, tiempo.

Esto se nos planteó en la conferencia, el alcance de nuestras opiniones a través de la red cuando éstas afectan a los Derechos Fundamentales de los otros, como por ejemplo el derecho a la imagen o al honor o a la privacidad. Y es que el Derecho a la Libertad de expresión encuentra la orma de su zapato en los Derechos Fundamentales de los demás pero…¿Cual de ellos pesa más?

Y aunque hable de Podcast también es aplicable a nuestros blogs, y es que no debemos engañarnos la Teoria de los actos propios rige gran parte de la lógica de nuestras acciones, lo cual nos convierte en responsables de nuestros actos y por consecuente somos responsables de lo que publicamos. Y es que cuando publicas un podcast o un blog de opinión debes tener en cuenta que tus manifestaciones encuentran su límite en el Derecho al Honor y la Privacidad de los demás (explicado en mi libertad empieza donde acaba la tuya).

Tener cuidado con las difamaciones y sobre todo con las afirmaciones vertidas, debería ser una de nuestras premisas. Aquí podríamos pensar, bueno si las afirmaciones son ciertas no incurro en delito alguno, pero en diferentes Sentencias que pese a que las afirmaciones sean ciertas y se encuentren contrastadas, en caso de que no tengan un interés público, responderán. Y es que nuestro Código Civil es claro al respecto, diciéndonos que respondemos por vía del artículo 1902 de dicho cuerpo legislativo y no debemos ser ingenuos pues respondemos con nuestros bienes presentes y futuros. De todo esto se deriva un nuevo servicio en el mercado, algo innovador, un seguro para bloggers y podcasters y es que no nos engañemos empiezan a existir las primeras sentencias por opiniones o por el uso de contenidos protegidos.

Los que estamos metidos en el mundo 2.0 debemos ser muy conscientes de nuestras opiniones pues estas cruzan fronteras en cuestión de segundos. Estamos expuestos a demandas y reclamaciones por nuestras opiniones por nuestra calidad de bloggers o podcaster o ambas, pero también en otras cuestiones que se expondrán en este blog.

Asimismo, recordaros que somos responsables de lo que publicamos pero también de aquellos comentarios efectuados por usuarios anónimos, por lo cual es interesante poder identificar a los usuarios que postean en nuestro blog y pueden generar una responsabilidad por la cual debamos responder con nuestro patrimonio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s