Archivo de la categoría: Civil

Gastos Hipotecarios. ‘Això ho pague jo”?

La Sección Séptima la Audiencia Provincial de Valencia ha roto con el viejo dicho valenciano de ‘Això ho pague jo” y es que en la Sentencia de 6 de noviembre de 2017, contrariamente al criterio seguido por la sección novena, ha declarado la nulidad de la cláusula referente a los gastos de hipoteca, incluyendo el ITP, uno de los gastos que mayor controversia esta generando, por tanto siguiendo la línea abierta en la Sentencia del Tribunal Supremo.

ANTECEDENTES

La demanda versaba sobre la nulidad por abusividad de la cláusula correspondiente a los gastos de intervención notarial, registral, tributos y gestoria, así como la acción restitutoria contenida en el artículo 1.303 del Código Civil, además dicho crédito estaba destinado a la adquisición de la vivienda habitual. Las alegaciones básicamente pivotaban sobre el hecho de que el contenido de la cláusula estaba preredactado y no responde a un trato de negociación individualizado, vamos que le dieron lentejas o las tomas o las dejas y por otro lado dicha cláusula era uniforme a todos los contratos, para que nos entendamos para no discriminar a ningún cliente les desplazaron a todos la carga de aranceles notariales y regístrales, el impuesto de actos jurídicos documentados y gastos de gestión… Che! Será per diners collons!

Pues si es por dinero y porque viene determinado por ley que serán calificadas como abusivas aquellas cláusulas no negociadas individualmente donde se imponen al consumidor gastos de documentación, titulación y tributos, los cuales vayan en contra de la Buena Fe, ergo generan un desequilibrio entre derecho y obligaciones derivadas del contrato.

Pero debemos remitirnos a esa Sentencia que es como Prince, anteriormente conocida como la del suelo y en la actualidad la de los gastos; la Sentencia del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015. Y como decía uno de mis profesores, esta Sentencia no es baldí, pues constituye jurisprudencia completando así nuestro ordenamiento jurídico, tal y como viene recogiendo el artículo 1.6 del Código Civil pero además debemos tener en cuenta el hecho de estarse examinando cláusulas abusivas.

ALFA Y OMEGA: EL PRINCIPIO DE NO VINCULACIÓN

Analizando este punto, nada nuevo, pero si un recordatorio para nevagantes. El artículo 6.1 de la Directiva 93/13 indica expresamente la no vinculación del consumidor respecto a este tipo de cláusulas. Y el propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya se ha pronunciado sobre el efecto de nulidad de las cláusulas abusivas. Vale sí estábamos en el Bar cuando impartían la clase de lo que nace nulo muere nulo.

La STJUE de 21 de diciembre de 2016 ya nos indicó en sus apartados 60 a 63 como proceder:

1. El Juez Nacional no puede modificar el contenido
2. Una cláusula abusiva no puede tener efectos y por tanto el consumidor tiene derecho a ser restituido como si jamás hubiese existido esa cláusula en el contrato.
3. El Juez nacional debe dejar sin efecto el pago de importes que resulten indebidamente impagados

Al final, y así nos lo recuerdan a lo largo de Sentencia de la Audiencia de Valencia, esto se reduce a una cuestión básica, si la cláusula es abusiva, no puede producir efectos y el Juez sólo tiene un truco hacerla desaparecer como si nada, como si nadie, como si nunca.

Anuncios

LEY DE RESOLUCIÓN ALTERNATIVA DE LITIGIOS EN MATERIA DE CONSUMO Y SUS CONSECUENCIAS

Aquellos que escucharon hablar de esta ley y albergaban la esperanza de verla en nuestro ordenamiento como una forma de solucionar los conflictos, observan como duerme el sueño de los justos en un cajón, pero mientras seguimos a la espera de que salga de su ostracismo, podemos hacer unos pequeños apuntes sobre la misma.

Para empezar esta ley no supone un sistema arbitral tal y como lo entendemos, y a lo largo de este post veremos porque.

Si algo nos ha enseñado el desaguisado generado por los bancos, son la existencia de estas figuras en el sector bancario y la Orden de 2004 que regula en el sector financiero los departamentos de atención al cliente, así como la orden de 2012 que regula la presentación de las reclamaciones ante el Banco de España.

Nuestro legislador no está haciendo esto por voluntad, sino que debe trasponer una Directiva, concretamente la D2013/11 cuya ambición es que los estados miembros diseñen un sistema de resolución de conflictos con los consumidores que abarque tanto litigios nacionales, como transfronterizos. La propuesta es clara, deben ser entidades de resolución alternativa (ERA), de carácter público o privado, las cuales pueden usar desde el arbitraje, la mediación, hasta servicios de atención al cliente. El mayor escollo, nos lo encontramos en que las ERA deberán estar acreditadas, debiendo cumplir con estándares de calidad europea, basándose en tres principios:

  • Transparencia
  • Legalidad, Libertad y Eficacia
  • Independencia e imparcialidad

Además las entidades deben poner a disposición del público información clara y fácilmente comprensible sobre su actividad. Y reconozcamos que todos ellos son conceptos muy nuevos para España.

Todo esto, abre una serie de OPORTUNIDADES Y OPCIONES, y es que pasaremos una de una entidad central a un sistema abierto de entidades, evidentemente las cuales deberán estar acreditadas para que sus decisiones sean vinculantes y se crearán nuevas ERA. Por otro lado, la visión de la D 2013/11 es potenciar los servicios de atención al cliente, evitando enquistamientos en los conflictos. Así mismo, el hecho de abarcar conflictos transfronterizos y la irrupción de las nuevas tecnologías de forma imparable, llevan a facilitar mediante un plataforma online el tratamiento de las resoluciones de conflictos, agilizando y reduciendo costes.

Otra de las cosas que se nos plantean es como estas ERA configurarán los sistemas alternativos de resolución de conflictos, para entendernos ¿que resuelven? ¿Que coste tiene para el usuario? Estas respuestas quedan abiertas, nos deberemos informar si estas tienen carácter general, vamos solventa desde un roto a un descosido o por el contrario se dedican a un sector específico. Sobre los costes, sin intriga no sería divertido pueden ser públicos (no significa gratuito, si no que el usuario no abona directamente importe alguno), privado o mixto.

En resumen el objeto de esta Ley es garantizar a los consumidores residentes en la UE el acceso a mecanismos de resolución alternativa de litigios en materia de consumo que sean de alta calidad por ser INDEPENDIENTES, IMPARCIALES,TRANSPARENTES, EFECTIVOS, RÁPIDOS Y JUSTOS peo… ¿Cómo lo concretamos? Partimos de tres pilares:

  • Determinar los requisito con los cuales deben contar estas entidades para ser ACREDITADAS e incluirse en el listado nacional de entidades (Este deberá ser elaborado por cada Estado y comunicado al organismos internacional correspondiente)
  • Deberá regularse el proceso de acreditación.
  • Establecer las obligaciones que han de asumir las Entidades de Resolución Alternativa.

Como podéis presuponer, a España aún le queda trabajo por hacer y quién sabe quizás esta vez lo hacemos bien.

INCIDENTE DE TERCER OCUPANTE TRAS LA CRISIS MATRIMONIAL

A lo largo del tiempo he escuchado hablar del incidente de tercer ocupante como el modo de no perder la vivienda en una ejecución hipotecaria o como una novedad, incluso confundir el tercer ocupante con un tercer poseedor. Lo cierto es que no es novedoso, el Tribunal Constitucional en sus Sentencias de 2 de Octubre y de 27 de Octubre 1997 ya hablaba que en supuesto de ejecución hipotecaria los derechos del ocupante de la finca han de ser ponderados, y el tribunal es quien esta obligado a examinar la singular situación posesoria.
En este post trataremos el incidente de tercer ocupante y la relación posesoria tras la crisis matrimonial, y es que esta situación se esta dando más de lo que creemos. Cuando tras la crisis familiar, y posterior ruptura matrimonial donde existen menores, se tiende a adjudicar la vivienda al cónyuge con el cual conviven los menores. Dicha decisión se toma en el marco de un proceso judicial, buscando preservar el interés de los más vulnerables, los menores. Pues bien, cuando la hipoteca pertenece al cónyuge no custodio el cual deja de pagar, entrando la vivienda en fase de ejecución, podemos encontrarnos frente al incidente de tercer ocupante, se compone como una pieza paralela en el proceso, donde el tercer ocupante debe intentar oponer un derecho suficiente para permanecer en la vivienda frente a la Entidad Bancaria, esto haría que su situación posesoria subsistiera. Por otro lado, puede que el Juzgador considere que la situación posesoria se base en un título ejecutivo insuficiente, por tanto, justificando tal situación de hecho, daría lugar a maquinaciones que evitarían al propietario tomar efectiva posesión de lo que en Derecho es suyo, y por tanto debería procederse al inmediato lanzamiento.
TÚ DERECHO, MI DERECHO, NUESTROS DERECHOS 
Teniendo en cuenta que el Adquirente (El banco) solicitará en base al artículo 675 LEC tomar posesión de inmueble, cuando se conozca la existencia de un tercer ocupante y en concordancia con el artículo 661. 1 LEC “ El ejecutante podrá pedir que, antes de anunciarse la subasta, el Tribunal declare que el ocupante u ocupantes no tienen derecho a permanecer en el inmueble, una vez que éste se haya enajenado en la ejecución. La petición se tramitará con arreglo a lo establecido en el apartado 3 del artículo 675 y el Tribunal accederá a ella y hará, por medio de auto no recurrible, la declaración solicitada, cuando el ocupante u ocupantes puedan considerarse de mero hecho o sin título suficiente. En otro caso, declarará, también sin ulterior recurso, que el ocupante u ocupantes tienen derecho a permanecer en el inmueble, dejando a salvo las acciones que pudieran corresponder al futuro adquirente para desalojar a aquéllos”
Cuando dicho proceso se genera tras una crisis matrimonial, existiendo un convenio regulador donde se cede el uso y disfrute de la vivienda a  los hijos menores el Tribunal Supremo en sus Sentencias de 29 de abril, 14 de julio y 31 de diciembre de 1994, así como en la de 16 de diciembre y la de 4 de abril de 1997, ha considerado que el Derecho de uso de la vivienda común concedido a un de los cónyuges en el proceso de separación, por razón del interés familiar más necesitado de protección NO TIENE EN SI MISMO LA NATURALEZA DE UN DERECHO REAL DE USUFRUCTO. Por tanto, entiende el Tribunal que dicho Derecho, se configura como un DERECHO DE OCUPACIÓN OPONIBLE A TERCEROS, “de tal forma que cualquiera que se la ulterior vicisitud que padezca la vivienda, su uso habrá quedado debidamente garantizado, pues incurriríamos en vaciar de imperatividad ejecutoria a lo fijado judicialmente”. Así las cosas, el tercer ocupante a quien se le adjudicó el uso de la vivienda por imperativo judicial, debe ser considerado poseedor legítimo, puesto que en caso de no considerarlo así se estaría primando los actos fraudulentos del cónyuge propietario a cuya voluntad quedaría burlar o hacer caso omiso del mandato judicial atributivo del uso, con la complicidad de un tercero, en perjuicio del interés familiar más necesitada de tutela.
Por tanto, tomando como referencia el artículo 675.2 LEC en concordancia con el artículo 661.2 LEC, así que el Juez puede acordar el derecho del tercer ocupante a permanecer en el inmueble al ostentar junto y suficiente título oponible a un tercero. Eso sí, teniendo en cuenta que el artículo 675.4 LEC dejan a salvo las acciones y derechos que pudieran corresponder al adquirente para ejercitarlas en el juicio que corresponda.

FONDOS BUITRE.- SI TE VAS NO HAY LIO

IMG_0616Nos recordarán de post anteriores como “FONDOS BUITRE: EL HARDCORE PAWN DE LAS HIPOTECAS” y “TRIÁNGULOS AMOROSOS: TÚ, YO Y EL FONDO BUITRE”, el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Barcelona invitó a los muchachos a una vista para finalizar  la guerra de rancheras, cual la hija del mariachi, sobreseyendo la Ejecución Hipotecaria recordándole a la entidad bancaria que si te vas no hay lío.

NO ME DIGAS NADA, QUEDATE CALLADA,pues sí algo así es lo que se reprocha a lo largo y ancho de la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia. Se le recuerda que hasta en dos ocasiones se ha puesto en entredicho su legitimación para ser parte en el proceso, y únicamente se ha mantenido sentada y callada, sin presentar una prueba que desvirtúe las alegaciones de contrario y refuerce su posición como cesionaria.

DICES QUE TE VAS Y TE VAS Y TE VAS Y AQUÍ ESTAS SENTADA y esa es la gran sorpresa cuando nuestro crédito se encuentra cedido. Cuando acudimos a la entidad bancaria para entablar una negociación, nos dice que el crédito no le pertenece y por tanto no pueden realizar acción alguna, pero sorpresivamente nos encontramos a la entidad ejecutando la vivienda en base a un título, el cual ya no le pertenece.

Según la entidad bancaria se alegaba la existencia de una cesión del crédito a terceros, conservando la custodia y administración del crédito, debiendo por tanto velar por el buen fin del mismo y considerándose por ello legitimada para interponer cuantas acciones sean pertinentes. Y así lo contempla el artículo 15 de la Ley del mercado Hipotecario donde reconoce que:

“Las Entidades a que se refiere el artículo segundo podrán hacer participar a terceros en todo o en parte de uno o varios créditos hipotecarios de su cartera, mediante la emisión de títulos valores denominados participaciones hipotecarias. 

No serán susceptibles de participación los créditos hipotecarios que sirvan de garantía a la emisión de bonos hipotecarios.

Dicha participación podrá realizarse al comienzo o a lo largo de la vida del préstamo concedido. Pero el plazo de la participación no podrá ser superior al que reste por transcurrir paro el vencimiento del crédito hipotecario ni el interés superior al establecido para éste.”

Dicho esto, para la entidad bancaria era muy simple probar, mediante la documentación que obra en su poder que no se había producido una cesión de crédito, sino que lo subyacente era la emisión de participaciones siendo ellos la entidad gestora.

YA ME TIENES HARTO CON TANTAS PALABRAS, NO HAY NECESIDAD DE QUE ME CANTES LO MISMO CADA MAÑANA, pues eso, con la aportación de la documentación que obraba en Autos en la oposición de la ejecutada se hacia pivotar el principio probatorio hacia la entidad bancaria, la cual debía desvirtuar las alegaciones de la ejecutada, y la así se lo recuerda su señoría en el Auto, puesto que no considera acreditado que haya concurrido en relación con el préstamo garantizado con la hipoteca ejecutada la emisión de participaciones, no sirviendo las meras palabras, debe la entidad bancaria “pechar con las consecuencias de dicha falta de acreditación”

CUANDO QUIERAS IRTE, TU PONES LA FECHA PA DESPEDIRTE, y así lo recoge el Auto, la única prueba verificada era una anotación por el importe total del crédito, lo que hace pensar que la Entidad Bancaria puso fecha para despedirse y de la cual no se pudo desprender en la fase de prueba que ciertamente sólo existiera una participación y no una cesión a tercero. Y sigue el Auto, que de la vaguedad de dicho apunte concurriría la falta de legitimación activa al no ser titularidad de la entidad en el momento de la Ejecución de la hipoteca que lo garantizaba. Así y SIN PELOS PARA DECIRTE, QUE ESPERO QUE NUNCA REGRESES YA, nos recuerda que el proceso de ejecución esta encaminado a obtener la satisfacción de la deuda garantizada, siendo la hipoteca un derecho real accesorio o vinculado al crédito que garantiza, por lo que de haberse meritado la cesión la ejecutante habría perdido su condición de titular acreedor del préstamo y con ello también las acciones destinadas a su restitución, incluida la facultad de dar por vencida anticipadamente el préstamo. Por tanto, SI TE VAS NO HAY LIO, en todo caso, HABRA OTRA QUE QUIERE QUITARME EL FRIO.

Triángulos Amorosos: Tú, yo y el Fondo Buitre

Dicen los psicólogos que las personas debemos evitar tres tipos de figuras en nuestra vida, los círculos viciosos, las mentes cuadradas y los triángulos amorosos. Pues bien, muchas entidades bancarias, metidas en ese círculo vicioso de vender productos tóxicos amparándose en legislaciones creadas por mentes cuadradas han evocado a muchos de sus clientes a un peligroso triángulo amoroso.

Seguramente algunos de Ustedes se hayan dirigido a su entidad bancaria apurados por la imposibilidad de pagar las cuotas hipotecarias y han intentado acogerse a alguna de las opciones de la Ley 1/2013 de ayuda al deudor hipotecario (refritos y sucedáneos incluidos en la receta) y les han comunicado que el Banco no puede hacer nada pues su hipoteca se encuentra cedida o bien se lo han comunicado mediante una preciosa carta, una de esas que comienza con “Estimado cliente”. Lejos de esa deferencia, la cual el Banco a representado tener, nos encontramos con que nuestro crédito ha sido cedido, en todo o en parte a un fondo de participación (Fondo Buitre para los colegas) y en caso de precisar una negociación la entidad bancaria, aquella con la que creímos habernos casado para los próximo treinta años, nos ha vendido cual esclavo a un tercero.

VENDIDO O PARTICIPADO 

Esto que les parecerá irrelevante es la clave de nuestro triángulo amoroso, hemos sido vendidos cual esclavos o por el contrario nos encontramos entre el banco y un tercero. Esto que les parecerá tan irrelevante es lo que marca la diferencia entre quien esta legitimado para reclamarnos nuestro crédito. Cuando hablamos de PARTICIPADO, hacemos referencia a que el fondo no ha comprado la totalidad del crédito. Cuando esto sucede, aparecen dos operadores legitimados para reclamar el pago, por un lado el chulo, perdón el Banco que es el titular principal de la obligación y por otro lado, el fondo que puede interpelar a la entidad a que en caso de impago ejerza su derecho a dar por vencida y reclamar el crédito.

La otra opción, es que estemos vendidos cual esclavos. Las entidades bancarias han precisado sanear sus balances, el papel ya no aguanta, viéndose en la obligación de vender hipotecas y/u otro tipo de créditos, este tercer adquirente, normalmente lo que hace es una operación “simple”. Compra packs de deuda de los bancos, normalmente de las que tienen alto riesgo de ser impagadas y suponen una molestia en los balances de cualquier empresa, posteriormente divide dicha compra en bonos o participaciones que endosa en el mercado… ya lo hice en el anterior post y lo vuelvo a repetir ¿les suena?

COMO LA MUJER DEL CÉSAR, NO SÓLO SE HA DE SER HONESTA SINO PARECERLO 

Si están pasando por esto, puede que se sientan así. Intentan negociar con su entidad pero esta les dice que el crédito ya no le pertenece y por tanto no puede alcanzar ningún tipo de acuerdo, eso sí su abogado se puede ver sorprendido cuando la demanda la interponga la entidad Bancaria como si continuase siendo su propietario. Pues bien, Fuenlabrada ha sido quien ha abierto la caja de los truenos, reconociendo en su Sentencia de fecha 6 de marzo de 2015 “que cuando el banco ha vendido la totalidad del crédito previamente a interponer la demanda NO ESTA LEGITIMADO para instar el procedimiento” pero analicemos en que se basa el titular del juzgado.

Según el artículo 10 LEC: “Serán considerados partes legítimas quienes comparezcan y actúen en juicio como titulares de la relación jurídica u objeto litigioso.” Y hasta aquí podríamos creer que el Banco que se presenta como Ejecutante tiene capacidad para ser parte ¿Porque nos iba a volver a mentir? Porque como me dijeron hace poco, tratamos con trileros. Lo cierto y así lo recoge la Sentencia de Instancia es que cuando el Banco vende totalmente el crédito, hablamos siempre antes de interponer la demanda, este ha perdido el interés jurídico de una forma voluntaria y por tanto, sucedido en todos sus derechos y obligaciones de los actores, únicamente el nuevo propietario puede ser el protagonista de esta función, así lo recoge la Sentencia en su conclusión “Cuando la participación del participe en el préstamo hipotecario es total, la entidad emisora carece de legitimación para instar el despacho de la Ejecución” Además nos recuerda que la falta de legitimación a la hora de interponer un pleito es un defecto insubsanable, así las cosas únicamente puede el Juzgado dictar Auto dejando sin efecto la ejecución despachada.

Fondos Buitre: El Hardcore Pawn de las Hipotecas

El Banco de España, en contestación a la consulta trasladada desde la Comisión Nacional del Mercado Valores ha contestado a varias consultas efectuadas sobre titulación de hipotecas. Primero de todo, hemos de remarcar lo sucinto de dicha respuesta

¿Qué Ha Pasado Con Mi Crédito?

Podría explicarles que es un proceso financiero pero lo cierto es que es más simple así ¿Han visto el programa Empeños a lo bestia? Pues es algo así, los bancos han “gastado” dinero por encima de sus posibilidades a cambio de “papel de ese que aguanta”, concediendo hipotecas y/o otros productos financieros. Cuando se han visto apurados, no les ha quedado otra cosa que vender los muebles a un precio bastante más bajo con la única intención de sanear sus cuentas de cara a Europa.

Puede parecerles simple, pero el ciclo no se cierra aquí. Una vez que el Fondo de participación ha adquirido “la morralla”, liberando así al Banco del riesgo, emite unos Bonos que coloca en el mercado ¿Les suena? Venga hagan memoria ¿recuerdan como comenzó la crisis?

¿Vendido o Empeñado? 

Bien, podría explicarles que existen varias formas de que el fondo buitre “cargue” con nuestra hipoteca pero seguiremos el símil del programa.

·       EMPEÑADO.- Cuando una persona no desea perder totalmente el bien, realiza esta transacción EMPEÑAR. Lo que le permite es que durante 30 días posteriores al depósito del bien podrá recuperarlo si paga aquello que debe, en este supuesto no se ha perdido la titularidad del bien totalmente. Pues bien, algo similar sucede cuando el Fondo lo que realiza es una PARTICIPACIÓN, es decir, no compra la totalidad del crédito sino una parte del mismo, justo en ese momento tanto el Banco como el Fondo comparten la titularidad y derechos sobre el mismo.

·       VENDIDO.- Esta es la segunda opción, se entrega el bien, sin voluntad de recuperarlo con la intención de conseguir liquidez. Una vez realizado esto, es evidente que la titularidad deja de pertenecer a quien lo vendió, aunque los bancos aún no lo tengan claro.

Un Ticket Defectuoso

Cuando su banco realice una operación de este tipo, tendrán un ticket defectuoso. Y me explico, normalmente el recibo especificará la operación realizada. En este caso y como… llamémosle deferencia, la entidad puede haberles comunicado la cesión mediante una carta, pero nada de le obliga a ello y así lo deja claro el Banco de España en su respuesta:

“(…) no se desprende que los deudores tengan que ser informados en ningún momento, ni de la incorporación, ni de la baja de sus préstamos a un fondo de titulización” 

EL LAZARILLO DE TORMES: CRÉDITOS AL CONSUMO E INTERESES DE DEMORA

Si hoy recopilásemos la jurisprudencia respecto a los créditos al consumo, tomando como referencia la Sentencia Aziz, podríamos escribir el Lazarillo de Tormes del siglo XXI. Esa novela clásica que no es más que un esbozo de la sociedad española, mostrando sus vicios y actitudes hipócritas. Pues bien, las entidades bancarias han sido para nosotros como ese ciego, que tras hacer que el joven e ingenuo Lázaro se de una cornada con un toro de piedra, nos despertó el instinto de supervivencia.

 EL DESPERTAR DE LA INOCENCIA 

Siempre hacemos referencia a la misma Sentencia, y es que el caso Aziz nos abrió los ojos, tanto a los operadores jurídicos como a los particulares. España tenía la dinámica de “si el papel aguanta” y el “ya que pides, pide un par más que la cuota no varía casi” pero llegó la crisis y el papel dejó de aguantar, las cuotas comenzaron a varias y es que, a nadie se le ocurrió explicar las penalizaciones en caso de impago porque estas cosas les pasan a los demás pero no a nosotros y así pintamos el panorama bancario.

La primera cornada, no se engañen aquello sólo fue el primer zarandeo a las leyes españolas, nos despertó a la realidad, a esa perversa y como aquel Lazarillo debimos desarrollar nuestro instinto de supervivencia. El clero, nuestro gobierno, continuaba con sus malas artes y perversiones, corrompiendo a la sociedad, dándonos la vuelta a través de bulas otorgando concesiones a quienes querían continuar aparentando honestidad mientras la gente del pueblo perdía sus casas, su sustento e incluso abandonaban todo aquello conocido. Y de pronto el siglo XXI no deja de ser una versión del siglo XV.EL CLERO; EL CIEGO Y EL LAZARILLO

Y como la madre de Lázaro, nos vendieron. Nos vendieron a los bancos, esos ciegos que debían “cuidarnos” nos hicieron despertar a la realidad del mundo, nos pintaron una sociedad donde “si la tasación no llega, se arregla” y generaron hipotecar burbuja, a porque “conformarte si las condiciones son ventajosas y no hay mejor crédito” y crearon las cláusulas abusivas, que ventajosas eran pero para ellos. Se olvidaron de explicar que cada cuota impagada tenía penalización, y es lo que analizaremos, nuevamente aquí, la picaresca de los intereses de demora en los créditos al consumo.

Si el TJUE con sus Sentencias nos ha dicho algo, es que no son un órgano que están ahí porque sí. Hemos tenido que aprender una cosa que le llaman Derecho Europeo, que tiene primacía sobre el Derecho Español, por muy español que sea pero sobretodo que la ley esta para cumplirla. Nuestro RDL 1/2007 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de Consumidores y Usuarios, donde ya se recogía en sus artículos 82 y 85.6 que “Considera abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que, en contra de las exigencias de la Buena Fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario,  un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato y en concreto, las que supongan la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta al consumidor y usuario que no cumpla sus obligaciones” Y en este punto al igual que el Lazarillo comenzamos a competir con el ciego, su picaresca contra la nuestra. Si bien, el interés moratoria es una sanción al deudor que incumple, esta no puede ser desproporcionada y aquí comienza nuestro pulso¿COMO VALORAR SI SON O NO DESPROPORCIONADOS LOS INTERESES?

Primero de todo debemos revisar nuestra cláusulas y ponerla en orden con el resto del Ordenamiento jurídico. Y fue el propio TJUE quien nos ha fijado los parámetros para analizar la abusividad de dicha cláusula y así lo recoge en el párrafo 74 de la Sentencia Aziz “La autoridad judicial tendrá en cuenta, por un lado, las normas nacionales aplicables entra las partes en el supuesto de que se hubiera estipulado ningún acuerdo en ele contar litigioso o en diferentes contratos de ese tipo celebrado por los consumidores, y por otro lado, el tipo de interés de demora fijado con respecto al tipo de interés legal” Teniendo en cuenta la fecha de firma del contrato, debemos contrastar con nuestro interés “pactado”, los otros tipos establecidos legalmente, por tanto recurrimos a la Ley 3/2004 que so los intereses moratorios en operaciones comerciales, ya para haceros una idea nunca ha superado el 11,5%. Recurriremos a su vez, a la mora de las entidades aseguradoras en caso de retraso en el pago de las indemnizaciones a asegurados y perjudicados, esto tan complicado es el artículo 20 de la ley del contrato de seguro incrementado en un 50% y este no ha superado el 5,50%, asimismo el interese legal a efectos tributarios ha venido rondando el 7% y los interés de demora procesal ha venido fijándose en el interés legal más dos puntos y como no podíamos perder de vista la Ley de Contratos de Crédito al Consumo (ley 16/2011 de 24 de junio) en cuyo artículo 20.4 recoge “Créditos que se concedan en forma de descubiertos en los contratos que permitas un descubierto tácito, no podrán apelar un tipo de interés que deé lugar a una tasa anual equivalente a 2,5 veces el interés legal del dinero” y por último, la consideración al tuntún efectuada por el Gobierno viajando como límite a los intereses moratorios tres veces el interés legal del dinero, fijado como baremo objetivo por los Tribunales para determinar si un interés es abusivo o no. Asimismo, debemos tener en cuenta la Resolución de la Dirección General del Tesoro y Política financiara para el año de la firma del contrato. Todo este batiburrillo de leyes, mirando cual de ellas la tiene más larga, nos permitirá determinar si el interés moratorio es abusivo o no.

EL CABEZAZO QUE MATÓ AL CIEGO 

Pues la obligación de los jueces a aplicar el Derecho Europeo, así como las soluciones dadas por la normativa de forma correcta suponen que la cláusula declarada abusiva debe ser expulsada del título por tanto, y al igual que el ciego se da un cabezazo contra esa columna infranqueable, muriendo no sólo en el acto, sino que la misma no desplega nunca efectos sobre la relación jurídica. Y es el propio artículo 83.1 LGDCU dice que “la declaración de abusividad implica la nulidad de la cláusula y se debe tener por no puesta” ello implica que el importa reclamado basándose en dicha cláusula debe ser eliminado y recalcularse los importes.  Aún así debe tenerse en cuenta, que pese a la eliminación de la cláusula se aplicará el interés legal desde la reclamación judicial y hasta la Sentencia en base al artículo 1.108 de Código Civil y desde la Sentencia hasta el abono de la cuantía adeudada se deberá estar al interés legal de dinero incrementado en dos puntos, tal y como prevé el artículo 675 de nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil.