Toros ¡NO! Correbous ¡Sí! ¿cuestión de votos?

Y es que no nos aclaramos. Este verano votábamos de forma pionera y no cuanto menos controvertida en el Parlament, un NO rotundo a las corridas de toros. Aún así en nuestras fiestas populares reinan las corridas de bous, para los que no conozcan la tradición de las tierras del Ebro, la cual consiste en prender fuego a los cuernos mientras se corretea alrededor del animal. Esta fiesta también ha sido sometida a votación y sorprendentemente los mismos partidos que votaron NO a las corridas de toros, donde dicen dije digo diego y votan SI als correbous.

Quizás esto os parezca que no tiene demasiado interés, pero a mi me pareció muy curioso que en verano era una aberración hacerle tal salvajada a un toro y se le debía tener respeto. Y la mayoría de acuerdo en prohibirlas. Unos meses después y tras fijar fecha para las elecciones, se propone la votación por las corridas de bous, se desdicen de su anterior votación y dicen sí a la tradición. A mi parecer, una de cal y una de arena y todos contentos ¿no? Y es que parece que para contentar a todos, han pensado, quien desea toros a las fiestas populares y a los que les parece una crueldad ya les hemos dado el gusto de cerrar las plazas Catalanas.

Personalmente no era muy partidaria del momento “Pincho de Toro” pero aún menos le encuentro la gracia a prenderle los cuernos a un toro y ponerse a correr por delante ¿Esto no es cruel? ¿No creen que es más peligrosa esta práctica? ¿Saben realmente los daños que se provoca al animal con esta práctica?

Yo debo confesar que hace tiempo recibí una clase magistral de toreo en un Juzgado de lo Social y no entendí la esencia. Me pareció innecesario el sufrimiento final, pero me parece aún más vergonzoso la capacidad de nuestra clase dirigente de torearnos, de proclamar un NO rotundo y enorgullecerse de ser pioneros y en plenas elecciones, hacer manga ancha para no perder como potenciales votantes a los que opinan que hay que mantener tradiciones. Si hay una tradición que no se pierde por más años que pasen, es la hipocresía en tiempos revueltos.

Anuncios

Vigilen sus objetos personales

Uno de los mayores problemas con los que se encuentran los trabajadores del metro de Barcelona, son los carteristas, los cuales tienen mayor número de víctimas y carteras que recolectar con la afluencia de los turistas en los meses de verano. Y es que, si ya de por si hay estaciones y tramos que podríamos considerar negros para nuestros bolsos, es en estos meses cuando se registran un mayor número de hurtos.

@PsicoKath una trabajadora del metro de Barcelona, me planteaba varias cuestiones. La primera de ellas es como es posible que roben carteras y al rato deambulen impunemente, nuevamente por la estación. Y que “leches” hacéis los Abogados cuando ya os perdemos de vista.

Primero de todo debemos tener en cuenta que lo que comúnmente denominamos robo no lo es. Concretamente, cuando nos sustraen la cartera o el monedero, la figura jurídica que empleamos es el Hurto. Tanto el hurto como el robo son delitos de apoderamiento, es decir, que son supuestos en que la posesión del objeto ha sido desplazada y por la cual el sujeto que sustrae ejerce dominio sobre las cosas como si fuese el propietario. Todo este galimatías viene a decir que la persona que nos “quita” la cartera pasa a tener la propiedad de la misma.

Nuestro Código Penal, define el hurto como “aquel que con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído supere de 400 euros”.

Para responder a lo que PsicoKath nos plantea debemos tener en cuenta, primero que nuestro Código Penal ya deja claro que sólo existirá prisión1 para casos en que los sustraído exceda de 400 euros, cosa poco habitual hablando de carteras. Por tanto siempre que no se exceda no existirá delito punible, sino meras faltas, las cuales por acumulación darán lugar a un delito. Es por eso, que tras ser detenidos, cuando son registrados por los cuerpos de policía y pasan a disposición judicial, no se les puede imputar un delito sino una mera falta.

Y a su pregunta de  “¿Qué leches hacéis los Abogados?” Pues básicamente nuestro trabajo consiste en garantizarle al reo, primero la asistencia mientras declara, en caso de querer hacerlo, ante la policía y en caso de incoarse un expediente judicial procuramos garantizar la mejor defensa del Derecho a deambular libremente.

En realidad, no somos justicieros cual Mosqueteros, sino que nuestro cliente en estos casos suele ser una persona que presuntamente ha cometido un delito o una falta y le proporcionamos la defensa necesaria para no ingresar en prisión. En realidad, no estamos contratados por la persona que ha sufrido la sustracción para defender sus intereses y ese es el error que comenten muchas personas, pensar que solamente defendemos a aquellos que padecen las consecuencias del delito pues lo cierto es que el presunto delincuente también tiene derecho a disfrutar de una defensa y un procedimiento justo.

——

1 Debemos tener en cuenta que para ingresar en prisión es necesaria una condena de más de dos años y un día.

¿Subida de impuestos?, Ser Europeos no es sólo cuestión de impuestos

Muchos en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) aún no se han enterado que estamos en crisis, debe ser que todavía les resuenan las declaraciones de Leire Pajín afirmando que no es crisis sino recesión, pues bien, entre ellos José Blanco, que ostenta la cartera del ministerio de fomento, sugiere que en España deberíamos incrementar la presión fiscal para ponernos a nivel europeo. Ante su salida de tono, la ministra Salgado comunica que fomento dispondrá de 500 millones de euros para acabar las obras públicas y que el Gobierno no tiene pensado subir los impuestos…de momento para equipararnos al resto de Europa.

Y es que ahora somos más europeos que antes. Desviaron nuestra atención de la subida del IVA en dos puntos con los Mundiales, y ahora que empieza la liga quizás nos pongan a nivel europeo en cuanto a presión fiscal, lo que supone una subida de impuestos de hasta seis puntos.

Blanco mantiene en una entrevista a Europa Press que “La pregunta que se tienen que hacer los ciudadanos es que si queremos unos servicios públicos de primera o una infraestructuras de primara, tendremos que tener también impuestos homologables a los de otros países europeos” y a continuación “España cuenta con una base impositiva muy baja en relación con la media de los países europeos”.

Nuestros Gobiernos miran a Europa con el anhelo de tener un país equiparable fiscalmente, y los ciudadanos miramos a Europa con el deseo que nuestros Gobiernos tengan la capacidad de equipararnos realmente a ellos. Y es que Europa no solamente es presión fiscal. Quizás deberian mirar a la Alemania del crecimiento, esa que en el último trimestre ha crecido en un 2,2 mientras que España sólo lo hizo en un 0,2. Deberían mirar los sueldos de los trabajadores, que son los que les permiten soportar la mayor presión fiscal, las prestaciones a nivel de seguridad social, las inversiones en su industria y en su I+D, sus sistemas educativos, sus jornadas laborales.

Lo cierto es que Blanco nos propone seguir mareando la perdiz y entrar en el círculo vicioso sin tener en cuenta que somos CUATRO MILLONES de parados, que nuestros sueldos no están equiparados, ni por asomo, a los del resto de Europa y que nuestras infraestructuras no han sido mantenidas como deberían.

Disculpen los que lean esto, porque es mi opinión, pero España para aminorar su crisis emitio deuda pública y nuestro déficit es considerable. ¿No sería mejor aminorar la deuda y el déficit público? Es cierto que tarde o temprano, si queremos ser Europeos de pura cepa, nos veremos evocados ha equiparnos, pero debemos equipararnos en TODO y cuando escribo TODO me refiero tanto a servicios, derechos como deberes. No podemos aumentar los impuestos en seis puntos cuando los sueldos de los trabajadores tan sólo los incrementamos en dos puntos, porque les restamos poder adquisitivo y el poder adquisitivo es necesario para que existan y funcionen los flujos económicos de la oferta y la demanda, si el mercado no funciona, si los inversores sienten pavor y meten su dinero en el colchón (ese donde no hay impuestos, ni temor al IBEX35), seguiremos colapsados.

Háganos europeos, pero a todo los niveles. Cojan sus políticas de bienestar y devuélvanos el bienestar, hagan crecer nuestro país, mantengan nuestras infraestructuras, equiparen nuestro sueldos no únicamente nuestros impuestos.

Sol y Sombra, Prohibición de las corridas de toros en Catalunya

No sé si en su afán de desviar nuestra atención de temas mayores o por el hecho de necesitar una noticia de repercusión, el Parlament ha hecho suyo algo que muchos reivindicaron y se continúa reivindicando en otros lugares, la prohibición de las corridas de toros.  Y Catalunya vuelve a ser la pionera en tomar una decisión de tal calibre, así las cosas, damos prioridad a los Derechos de los animales, prohibimos las corridos de toros y el mundo del toreo se enfrenta a un varapalo en una de sus plazas de primera categoría. Y es que con esta nueva medida, la segunda plaza de Barcelona, la única que quedaba operativa y símbolo del Toreo, cerrará sus puertas grandes a los trajes de luces, a los paseillos por el ruedo, a las manoletinas y estoques. Dejarán de resonar en su interior los ole, ole y ole.

12 de abril de 1914 se inauguraba, por primera vez, la Plaza de Toros de Barcelona y  en 1916 reabría, bajo el nombre de “La Monumental” de Barcelona, sus portones. Para unos lugar de culto al toreo, para otros circo de horrores donde se maltratan a los animales, pero sin lugar a dudas ha sido y será uno de los edificios emblemáticos de la ciudad condal.

Noventa y seis años después y tras una ardua polémica político-moral, cerrará sus portones a esa fiesta que para muchos es parte de nuestra cultura y para otros una aberración contra los derechos de los animales. Y es que con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, el Parlamento Catalán recoge la iniciativa popular de prohibir las corridas de toros, la cual esta secundada por 180.000 firmas de ciudadanos.

Pero esta vez no me posiciono, no me gusta el sufrimiento, ni el animal, ni el personal y pese a que tengo amigos colaboradores de entidades para la Protección animal y comprendo el logro que esto supone para ellos, tampoco me apasiona el carácter político con el que se ha revestido el triunfo.

Es un logro para las Organizaciones que se dedican a la Protección de los Animales y no de los políticos, es una reivindicación suya desde hace años que el sufrimiento de los Toros en la plaza es innecesario y algunos lo clasifican entre nuestras muchas vergüenzas nacionales. La exhibición de la muerte de un Toro, tras ser mareado a capotazos en el ruedo, ovacionado a gritos de “Ole, ole y ole”, parece que atrae a gran parte de nuestro turismo, es una parte de nuestra cultura e incluso años atrás ha sido emblema de muchas cosas, porque quien no recuerda esas imágenes del Toro, la sevillana y la paella. Lo cierto es que hoy en día, y lejos de esa imagen de diversión que se perfila, se les reconoce un derecho más.

Por otro lado, entiendo el posicionamiento de los Toreros. Y es que para muchos de ellos el cierre de la Plaza Monumental de Barcelona, les supone el cierre de una de las Plazas de Primera Categoría, lugar donde muchas tardes han hecho su “paseillo” para ser reconocidos, lugar de recuerdos para algunos por ser el sitio donde tomaron la alternativa. Grandes tardes y fracasos como la propia plaza. Y lo entiendo, es su oficio y por ellos comprendo lo que supone como flujo económico. La venta de entradas, el mantenimiento de la Plaza, el personal que trabaja allí, los aficionados y los turistas atraídos por esa parte más oscura de nosotros mismos.

Y es que le resto importancia a frases como “cuando salimos a la plaza, nos enfrentamos a la muerte”, lo cierto es que todo ser vivo por el hecho de despertar se enfrenta a la muerte a cada segundo, el hecho de conducir un vehículo, hacer deportes de riesgo o el hecho de ponerse frente a un toro, no te enfrenta a la muerte sino que se incrementa el factor riesgo y se aumentan las probabilidades. Aún así es un acto volitivo.

Al no posicionarme claramente, quizás resulte ambiguo pero lo cierto es que la medida me parece correcta, no me importa que se nos deje de identificar como esos bárbaros que marean a un toro, le ponen pinchos de colores, lo hieren desde un caballo y le clavan una espada cual estoque como un espadachín. Igualmente, me parecería igual de bien que los toreros mantuvieran su trabajo ahorrando el baño de sangre de la arena del ruedo.

¿Piraña en el bidet?, Simplemente Abogado 2.0

Cada día tiene más importancia la versión 2.0 de nosotros mismos. Muchos hemos vivido aquella época en que se empezaban a abandonar las máquinas de escribir por aquellos pc’s que usaban el windows 3.11 (no, no me olvido la fase intermedia de los pc’s de pantalla negra con letras naranjas o verdes, no los astras que han ocupado los altillos de muchos de nosotros).

Nuestra profesión, como otras muchas, se ha adaptado a la tecnologías de la información y comunicación (TIC), incluso algunos se han creado su identidad virtual, por eso muchos de nosotros podemos decir que somos Abogados 2.0 y es que hemos pasado de la típica frase “ Te envío un fax” a “ Te lo mando por e-mail” y aunque parezca una tontería, la comunicación en tiempo, prácticamente, real nos ha facilitado mucho las cosas. Y es que ¿Cuantos de nosotros no intercambiamos información con Clientes, Procuradores o otros Abogados mediante estos medios?

Yo trabajo en un lugar donde hablar de la necesidad de trabajar con buenos equipos, o ya no tanto, simplemente solicitar que este actualizado, parece una traición a nuestra profesión. Somos Abogados, ¡no estamos fuera del mundo, ni de la realidad que nos rodea! A días, cuando rondo por los pasillos aún puedo escuchar comentarios como “no entiendo para que pusimos un servidor” o “el ordenador con que mande los documentos que necesitamos y se pueda usar el word, sobra”. Pero lo cierto es que los impuestos que antes se cumplimentaban a mano, hoy se rellenan y envían por formularios telemáticos. Lo que antes era nuestro archivo, ese en fichas de cartulina con datos de clientes, ahora es un simple programa de gestión que nos facilita “todos” los datos del cliente.

De los arcaicos, aún aferrados a su vieja Olivetti a lo Jessica Fletcher en “Murder, She wrote”, a los Abogados más virtualizados, no hay sólo un abismo sino que hay una forma diferente de entender su trabajo y nuestra profesión. Y es que el rigor y la profesionalidad no esta reñida con las nuevas tecnologías.

Redes sociales, redes de profesionales, blogs y nuestras páginas webs han facilitado no sólo la forma de darnos a conocer, sino de mostrarnos más próximos al cliente e incluso de comunicarnos entre nosotros y poder plantearnos desde una duda, a formar una pequeña “mesa redonda” donde exponer nuestros puntos de vista sobre un tema.

Y me quejo, porque todos hacemos uso de las nuevas tecnologías y aquellos que como yo se dedican a entornos tecnológicos, la gente que nos rodea nos mira en plan “friky”. Pero lo cierto es que la protección de datos, la prueba electrónica, la propia comunicación entre nosotros, las descargas de contenido protegido, están copando día tras día las hojas de nuestros periódicos y los estantes de nuestros despachos.

Para unos somos frikys, para otros versiones 2.0 y para otros unos raros pegados a un ordenador, pero de una forma u otra las TIC han invadido nuestra vida y vienen para quedarse, y por pretensioso que suene, ya lo dijo Cher “renovarse o morir”.

Perspectiva personal de la reforma laboral

He tenido el “placer” por llamarlo de algún modo de leer la Reforma Laboral, esa que debe reactivar la economía. Sinceramente aún no he entendido bien como van a reactivar el mercado laboral con esa ley.

No he visto un artículo, bueno ni yo ni el compañero que dio pie a que yo escribiese esto, donde se especifiquen medidas concretas para reducir el paro. Si, es cierto que en los últimos tres meses el paro ha bajado, pero también es cierto que en los meses de verano, el sector servicios contribuye notablemente a la bajada del paro, para después dar lugar al desempleo estacional. Pero no por ninguna ley del Gobierno, sino por el funcionamiento normal del mercado.

He perdido un par de horas de mi tarde libre para hablar con una vieja amiga entre los muchos temas que hemos tocado ha surgido la reforma laboral.  Me he entristecido al  darme cuenta como una vez que la gente prospera y llegan a cargos pseudo importantes, pierden el Norte y la frescura con la que veían el mundo. Me ha resultado curioso, la facilidad con la que ha espetado “ahora es mucho más barato despedir a la gente y sinceramente yo lo haría”. Y es cierto que ahora será más barato el despido, el cual para causas objetivas se ha reducido de los cuarenta y cinco días por año a treinta y tres días por año. Asimismo esto no es lo único a tener en cuenta en esta reforma laboral, aunque ciertamente es lo más conocido.

La mayoría de las personas no se preocupa de este tipo de temas hasta que les afecta, luego buscan a Asesores Laborales y Abogados Laboralistas para que les contesten la gran pregunta ¿eso me lo pueden hacer? Lo cierto es que la reforma laboral aborda temas como la contratación temporal, esa de la que nos quejamos pero ahora con la nueva ley nos elimina la incertidumbre de la temporalidad y especifica que la duración máxima será de tres años con una posible prórroga y con una indemnización de doce días por años.

Soy hermana de un Sindicalista acérrimo, del que me siento orgullosa, aunque muchas veces le digo que no entiendo bien bien porque se parte el culo. Veo como cada día pierde un poquito más la ilusión con la que miraba la utopía de un lugar mejor para los trabajadores, mientras tengo la sensación de que los Sindicatos se bajan los pantalones y se corrompen internamente, cediendo ante empresas y Gobiernos y dejan a soñadores, como mi particular sindicalista, desamparados. Veo como la gente entra en su Despacho y le piden soluciones ipsofactas, como le gritan diciendo que no hace suficiente y como se desanima cada día un poquito más al leer cosas como que:

la empresa podrá despedir en caso de una “situación económica negativa”. Pero a alguien se le ha olvidado definir qué se entiende por situación económica negativa, así que como nos tienen acostumbrados, dejan a discreción de empresas y empresarios el despido y a la elección del Juez determinar qué será lo que entendamos por este concepto.

Creo que nadie se puede imaginar cuantas veces ha escuchado mi representante de los trabajadores que la situación económica de la empresa a la que mi padre dedicó cuarenta años, es negativa. Primero, era negativa para cerrarla y no volver a abrir, después era lo suficientemente sostenible para arreglarse con una ERE, ahora la situación se arreglaría trasladándose a Teruel (Si Teruel existe señores, no es una excusa de situación económica negativa).

La nueva reforma laboral, le va hacer enfrentarse a negociaciones colectivas, como las que muchas empresas y como la suya propia están viviendo, pero no se han molestado en facilitar el proceso,  el procedimiento sigue siendo rígido.

Se enfrenta a que los salarios irán evolucionando según el índice de precios y en los convenios colectivos aparecerá una clausula maestra por la que se podrá inaplicar esta actualización. Será curioso ver cómo explican a los trabajadores, que sus sueldos pueden no ser actualizados, pero que esto se hace en pro del bienestar económico.  Pero no olvidemos que permitir no actualizar los salarios hacen que los trabajadores pierdan poder adquisitivo, la pérdida de poder adquisitivo, hace que los agentes económicos consuman menos y por tanto el mercado se vea afectado. Recordemos que esto es una de las medidas de la “economía sostenible” que nos van a sacar de la crisis y de los cuatro millones de parados ¿o no?.

NOTA: Gracias a @xpineda por su artículo, me hizo plantearme escribir este más personal.

NOTA 2: A mi Sindicalista, porque esas chaquetas que dices te vienen grandes los sueños pueden ajustarlas. Date una oportunidad.

“Mi Libertad empieza donde acaba la tuya”

Es una forma extraña de comenzar, probablemente ni siquiera lo que esperan de éste artículo que también será el primer post de mi blog. “Mi libertad empieza donde acaba la tuya”. Esa frase ha resonado en mi cabeza desde el primer día que la escuche, no sólo por la persona que la dijo, a la cual le tengo un especial afecto, no sólo porque era tan joven que desde la perspectiva que me están dando los años y profesión observo la multitud de matices que no comprendí en su momento.

Quizás sorprenda pero el día que inicié mis estudios de Derecho,  entendí esa frase. Comprendí que eso resumía claramente el bloque de Derechos Fundamentales que nuestra Carta Magna ofrece a todos y cada uno de los ciudadanos que nos encontramos amparados por ella. Y es que, cada uno de nuestros Derechos Fundamentales encuentra su límite en los Derechos Fundamentales de los demás,  es decir, que entre ellos se modulan para que en caso de derechos contra puestos encontremos un equilibrio y razón para emitir un dictamen. Es evidente en casos de Libertad de expresión y Derecho al Honor, en los que se ha de confrontar ambos Derechos, teniendo en cuenta que la información contenida en las afirmaciones sea veraz  y contrastada para así menguar la protección ofrecida por el Derecho al Honor que todos ostentamos.

Asimismo, “mi libertad empieza donde acaba la tuya” me ha servido, no únicamente para comprender nuestro cuerpo legislativo, sino para aplicarlo a mi día a día, como forma de respeto y límites. Una manera de afrontar la vida, de respetar al contrario, de seguir unos valores que en muchas ocasiones brillan por su ausencia.  De desafíos que únicamente son muestras de altanería frente a una entidad menor cuya voluntad no es coartar la libertad, sino enseñar, educar o simplemente guiar en esta vida, porque no nos engañemos todos estamos perdidos buscando nuestro lugar, ese espacio concreto donde desarrollar nuestra personalidad sin trabas, con LIBERTAD.

Que mi libertad empiece donde acaba la tuya, o viceversa, no es un manera de “robar” Derechos, sino de modulación de los existentes, para no truncar la convivencia en esta, nuestra sociedad.

DeFitnessTuvida

¿Quieres que te cuente cómo ha cambiado mi vida desde que decidí perder peso, hacer deporte y dejar los malos hábitos? ¡Sígueme!

Abogacía a tu alcance

Damos cabida a tus ideas en relación al derecho 'social'.

Con vuestro permiso

"Desapruebo lo que dices, pero defenderia hasta la muerte tu derecho de decirlo" Voltaire

Diario de un E-Letrado

Firmado: Rubén Vázquez

El Blog del Derecho de Familia

Resolviendo dudas sobre divorcio y custodia

Derecho de Empresa

Acercando el DERECHO a la EMPRESA