Poniendo Seso a las Relaciones Familiares en Procesos Contenciosos

Y es que cuando confundimos el bien jurídico a proteger con “darle el gustazo al cliente” podemos caer en varios errores.

1.- PERVERSIÓN DEL BIEN JURÍDICO A PROTEGER y es que en ocasiones lo que quiero oir no tiene nada que ver con la realidad. Por ello es muy importante no perder el Norte y mantenerse íntegro, sobre todo en temas de familia. Debemos ser realistas y cuando hay menores de por medio, deben ser nuestra prioridad y no lo timpanos del cliente, total acabará escuchando la información sesgada y como más le convenga. Es por ello que el bienestar del menor rige los procesos de guarda y custodia.

2.- PERVERSIÓN DE LA OBJETIVIDAD DEL ABOGADO. Nuestro trabajo es ser un agente externo, un buscador de equilibrio en la relaciones familiares cuando estan muy deterioradas. No hay cosa peor que convertise en Abogado-Cliente, esta figura es aquel profesional, el cual se ha metido tanto en el caso que su perspectiva ha acabado siendo la del cliente y está tan obcecado en la visión parcial del tema que se une al resentimiento del cliente y claman a la vez ¡¡¡Vendetta!!!

En el momento que esto pasa, retiraté, purificate y vuelve, has perdido esos matices que convierten la verdad de las partes en tu caballo de batalla en esta partida. De no hacerlo te perderás por la obcecación y no podrás cotejar las informaciones contradictorias sin poner tus prejuicios por delante.

3.- DEL ABOGADO RAZONABLE AL GLADIATOR CON TOGA. Y es que ya se sabe “en el amor y en la guerra todo vale” Y en casos así, hemos pasado del amor a la guerra tras una situación confusa.

El abogado debe ser capaz de razonar y hacer razonar al cliente, y es que alentarlo a pasar su tiempo libre en comisaría poniendo denúncias no beneficia a nadie.

a)    No benefician realizar las denúncias de Violencia Doméstica, es un tema serio y no todo es VIDO. Un secreto “estos Juzgados no van tan rápido” las malas praxis de algunos compañeros ha hecho que algo pensado para funcionar rápido y de manera especializada haya llegado al absurdo de “denúncio a mi ex porque me rompí una uña fregando los plantos con el estropajo que compró él”

 

Sinceramente, los que estamos en VIDO vemos como las verdaderas víctimas no denúncian o que nos pasan designas sobre temas que mirados fríamente no cumplen los requisitos para tramitarse por esta vía.

 

b)    Con esta situación lelga un momento en que los menores acaban siendo la víctima. Y es que para ellos ya es suficientemente duro asimir una situación de crisis familiar, donde la vida familiar se ha convertido en una batalla campal, al final acaban como decía mi abuela “con el culo en dos sillas y mal asentao”

 

c)     Cuanto más mayores, más infantiles son. Y es que muchos clientes son ese tipo de persona, la cual se podría catalogar como “acusica de colegio” y te encuentras en un cruce de “es que me ha dicho….”, “es que un amigo en común….” Y así empezamos el juego del teléfono, lo cual nos lleva a denúncias cada vez más raras a la ves que curiosas.

 

Aparte de todo esto acaban creando el escudo-niño-bomba. Es el nombre que yo le puse a raíz del caso que da pie a este post, lo sé no es fácil pero es muy gráfico. El niño es el escudo para todo, tras él se permiten :

1)    Pedir más pensión

 

2)    No hacen aquello que debe hacerse en su beneficio (ejemplo: no le dejan ver a la otra figura parental porque altera la paz familiar)

 

La segunda función del niño el arma arrojadiza, supuestamente clave de la pelea por su bienestar y en su función de escudo realmente encubre las desavenencias y vicisitudes de los padres.

¿Por qué escribo esto? Pues porque hace unos meses llegó a mis manos un expediente que me ha hecho reflexionar sobre la ética profesional, las relaciones parentales, mientras me debatía entre lo que consideraba correcto y lo que mi cliente exigía. Escribo esto porque no le quise dar el gustazo al cliente, no quise formar parte de una guerra donde el verdadero perdedor era un pre-adolescente que se sentía perdido, confuso y culpable y al cual nadie se le había ocurrido escuchar antes. Tras escucharle, me di cuenta que esa guerra sólo había un perdedor y muchos errores por las partes, así que decidí no ceder en ciertas cosas.

Mucho tiempo después y tras una ardua batalla con el cliente su Sentencia salió. La Jueza se despachó agusto, poniendo los puntos sobre las ies, arrojando cordura a todas las partes. Tengo orden, más bien tenía orden de recurrirla, pero sinceramente me quito el sombrero y es que pese a tener que ceder a las exigencias corporativas en su momento, el poder salir diciendo “os lo dije, y esta Sentencia me da la razón” . Asimismo aquí me puedo dar el gustazo de exponer mis reflexiones tras seguir un procedimiento donde para mí y remarco para mí falló el enfoque y el no saber limitar al cliente. (Entiéndase esto como, un asesoramiento sensato).

 

Anuncios

¿Cuántas veces has pensado que estas rodeado de incompetentes?

¿Cuántas veces has pensado que estas rodeado de incompetentes? Y es que este es un pensamiento recurrente cuando en nuestro trabajo interfiere un agente externo.

Algunos de los puntos clave, sobretodo al trabajar bajo una firma, es tener varias cosas claras:

1.- Donde tengas la olla no metas la… Pues eso, y es que al final una de las partes sale escaldada y la firma probablemente con un cliente menos.  Además la falta de discreción suele reinar por su ausencia y todo el mundo acaba metido en algo que ni le va ni le viene.

Así pues, las relaciones entre compañeros feo y peor entre personal y clientes ¡Que luego tenemos que vernos las caras!

2.- No es un patio de colegio. Y es que muchas veces los chismorreos del colegio se extrapolarizan a la vida laboral y se crea desde un mal ambiente hasta un mobbin encubierto. Pero claro ¡Jo tía si trabajamos juntas, semos super coleguis!

3.- Días malos tenemos todos y no es porque tu quieras pero es la ley de Murphy “siempre hay un gilipollas que te jode el día”. Así pues es un buen ejercicio, cuando se trabaja en equipo medio sociabilizado, el “outdoor” y es que dejar los problemas tras la puerta para calzarse el traje de profesional puede crear un buen ambiente.

4.-Profesionales de etiqueta. Y es que si hay algo molesto es la falta de educación de cierto personal. Cuando se trabaja de cara al público y entre compañeros debemos adaptarnos y ser lo más corteses posibles, puesto que mi libertad comienza donde acaba la tuya y días malos tenemos todos. Así pues, transgredir las normas básicas de educación puede hacer que se active el ítem 3, te manden a la mierda y como daños colaterales se provoque el ítem 2 y/o 1.

Quedaría algo así: como días malos tenemos todos, te mandaran a la mierda y por provocar alguien dirá eso de “que se ha pensado” acompañado de un chismorreo sobre ti, lo cual convertirá tu lugar de trabajo en un patio de recreo, eso sí si, si tu falta de profesionalidad no te permitió reflexionar sobre ciertos daños colaterales puede ser que adviertas la frase de “donde tengas la olla no metas la…” de parte de tu jefe.

5.- Aprende a jugar a la ajedrez. Y es que una empresa es un gran juego de estrategia. Cada pieza es tan importante como la Reina, y es que sin el avance de los peones las piezas no se abren paso, por eso es importante darse baños de humildad y reconocer la codependencia entre puestos. Eso sí, seamos conscientes del puesto que ocupamos cada uno pues cada pieza tiene su movimiento.

6.- No hagas lo que no quieras que te hagan. Es de sentido común, se debe respetar para ser respetado. Por tanto, cuando te piden algo hay muchas formas de declinarlo. El hacerse el loco o contestar absurdeces no resuelve el conflicto. Eso sí, crispa al ignorado y probablemente te ignorará él en un futuro. Sin rencores.

7.- Prepotencia, accidente seguro. Y es que reconocer las limitaciones no es nada deshonroso, no se puede saber todo, ya lo decía Sócrates “sólo sé que no se nada”. El mostrarte prepotente puede conllevarte que:

a) Caigas mal

b) Te den un corte

c) Un cachondo te escriba un post irónico para que leas el mensaje subliminal

8.- Uno para todos y todos para uno, no excluyas a nadie. Integrado bajo una firma supone estar evocado al fracase. Así pues si tu puesto de trabajo es ser el pívot del equipo, no siempre puedes pasarle el balón a la misma persona. Te bloquearán el juego y estarás en un atolladero. En conclusión no tienes un único jefe, debes repartir el juego por igual.

9.- Formación, no es malo, no muerde y es que formarse a nivel cultural y profesional no tiene contraindicaciones. Consúltale a tu farmacéutico .

10.- En respuesta a la pregunta, si crees estar rodeado de incompetentes deberías plantearte que quizás tu lo seas más que ninguno de ellos.

 

El impuesto colilla

Desde el día 2 de enero “semos más europeos”, y es que nuestra normativa como siempre “copia, copia mal y copia tarde”. Si ya causo revuelo el hecho de prohibir fumar en ciertos lugares públicos, así como la obligación impuesta a los restauradores de crear sitios aparte, en recintos de más de 100m2, para los fumadores. Estando así las cosas, la ley antitabaco no pudo causar más que revuelo.

Los no fumadores aplauden la iniciativa, , los fumadores se sienten criminalizados,  los restauradores que adaptaron sus locales calculan el gasto estúpido de montar un guetto en su local y el estúpido gasto de eliminarlos e incluso algunos le plantan cara y se saltan a la torera la Ley .

Sinceramente entiendo ambas posiciones. Desde que esto empezó me he podido sentar en un restaurante y debo reconocer lo sumamente agradable el hecho de estar en un espacio sin humo.

Por otro lado reconozco que si hay una iniciativa que me ha encantado fue ese hombre a martillazos con la máquina expendedora de tabaco y pese a parecer una locura tiene su lógica interna : “Si en mi local no se puede fumar, ustedes tampoco pueden vender tabaco y recaudar sus impuestos” Así perdemos todos.

Tras unos días en práctica, nuevas quejas surgen y es que si antes molestaba el humo ahora molesta el ruido provocado por los fumadores al salir del guetto y las colillas que se generan en las puertas de los locales. Y es que… ¡Nunca llueve al gusto de todos! Esta nueva queja de los vecinos comienza a provocar las reacciones de las entidades públicas que ven la necesidad de aumentar el número de efectivos encargados de la limpieza.

No entiendo porque no vemos el lado positivo, tenemos los restaurantes con aire “limpio” genial para fumadores y para no fumadores. Los fumadores salen a la calle, dejan colillas y estas deben ser recogidas por tanto son necesarios más barrenderos con lo que se crea empleo. Que los clientes salgan a la calle en pleno invierno supone incrementar a su vez el número de champiñones metálicos calurosos, perdón estufas exteriores, los cuales necesitan de un mantenimiento, renovación y colocación. Además como muchos intentan dejar de fumar se incrementa el gasto en medios para evitarlo (lo mismo hasta nos atrevemos en invertir en I+D para ello) y la economía funciona. De este modo aparte practicamos un deporte que todo español que se precie le encanta “ahorrarnos un impuesto” y es que el impuesto que grava el tabaco es de los que peor se lleva pagar.

Aún así sigo insistiendo, hágannos Europeos equiparando sueldos y no únicamente con leyes como esta o con impuestos, de los cuales no nos cabe duda que saben hacerlo. 

El progreso consiste en renovarse.- Jornadas de Ciberdelincuencia (I Parte)

El pasado 23 de noviembre de 2010 tuvo lugar la Primera Jornada TIC sobre ciberdelincuencia. Los asistentes pudimos disfrutar de reconocidos ponentes y de esas charlas de break a la hora del café y la comida.

La Jornada comenzó pasadas las 10 de la mañana de la mano de Enrique Rovira, Magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, dando unas pequeñas pinceladas sobre los nuevos tipos incluidos en la reforma del Código Penal, hacking y  grooming, dos figuras, a mi entender, que tendrán un importante peso a la hora de descubrimientos de delitos mayores.

De esta primera parte extrajimos una importante conclusión, y es que nuestros legisladores son una especie de manteros legislativos copian, copian mal y con retraso

La segunda ponencia corrió de la mano de Eloy Velasco, Magistrado-Juez del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional, la cual versó sobre los delitos informáticos patrimoniales. Y es que ya lo dijo el filósofo y escritor Unamuno con su frase “el progreso consiste en renovarse” y las estafas no iban a ser menos, así pues han conseguido adaptarse a la versión 2.0, de este modo los tipos antiguos se han digitalizado y hemos visto aparecer figuras como el Hacking by dollar, consistente en apropiarse del dinero ajeno, la estafa mecánica del 248.3 del Código Penal se convierte en Pharming o la defraudación de suministros como el ADSL (pese a que las tarifas planas no permitan llegar a causar el perjuicio tipificado).

Otros tipos como el Hurto de tiempo, daños informáticos y virus, mail bombing, el espionaje informático de secretos de empresas o la falsedad de tarjetas también tuvieron su cabida en la exposición.

Asimismo, la propiedad intelectual e industrial fue uno de los temas estrellas. Explicado con simplicidad, de forma atrayente y divertida, varias fueron las conclusiones extraídas en este punto. El Ponente apuntó a una falta de modernización en la industria discográfica, del mismo modo en que puntualizó que las copias de los particulares no son delito.

De esta ponencia extrajimos una conclusión más y es que los viejos tipos también tienen su versión 2.0. Del mismo modo, se atrevió a confirmar algo que todos ya sabíamos “Si el precio de los Cd’s fuera más ajustado a la realidad, la gente compraría más y es que seamos sinceros, un disco de U2 comprado en el top manta muchas veces suena a U3 y medio” Con esta afirmación llegamos a la mesa redonda, la cual estaba prevista para una hora pero se extendió ante lo grato de los temas puestos sobre el tablero y es que hoy por hoy, la monotorización de las empresas, el malware y sobre todo el uso de las redes sociales por parte de los menores fueron los temas que alargaron una mesa redonda hasta prácticamente la sobremesa.

Bienvenidos a la Tierra Media

El pasado 17 de noviembre tuvo lugar el Acto Solemne de la comisión de Abogados TIC de Barcelona. Pese al tiempo que ya lleva en funcionamiento, este año han decidido hacer suyo el lema de Cher “renovarse o morir” y haciendo honor a su nombre se han propuesto hacer uso de los medios tecnológicos y reinventarse en el mundo 2.0.

Quinientos colegiados podrán disponer de toda la información y contactos a través de las redes sociales en las cuales la comisión abrirá perfil (Twitter y Facebook).

Una presentación muy dinámica dentro de la sobriedad que nos caracteriza, presentó una comisión de futuro, una tierra por conquistar, pues la tecnología invade nuestras vidas y de cara al futuro, el mundo virtual no será un mundo y aparte, como muchos consideran ahora; y es que LOPD, normas ISO, hacking, child grooming, ciberbullying, phising…son términos que se están abriendo paso en el mundo de los Abogados y son realidades que debemos aprender, comprender y tratar. Es nuestro territorio a conquistar.

Muchos de nosotros somos parte de la red como abogados, consultores o técnicos pero además somos usuarios expuestos a las eventualidades, debemos saber y conocer como exprimir al máximo este nuevo recurso. Y es que si hace unos años teníamos una radio con una determinada frecuencia (todos sabemos a que me refiero) e íbamos donde estaba la acción, ahora nuestro radio macuto es internet y nuestro tablao la plataforma de las redes sociales. Es más uno de los ponentes abogó en este aspecto por ser como Al Pacino en Pactar con el Diablo que iba al mercado para enterarse de lo q se “cocía” en su entorno.

Quizás una de las confesiones más curiosas de la tarde fue la explicación, por parte de uno de los ponentes, de como hizo uso de las redes sociales para preparar una contestación a la demanda. Creo que es digno de mención y muestra de la influencia de lo que aquí se explica. Una famosa demanda sobre el Canon Digital fue enfocada desde su inicio como un conflicto social. La gran idea fue colgar en internet la demanda y solicitar ayuda de aquellos usuarios dispuestos a colaborar. Se produjeron, en un primer momento, cuatrocientas descargas, colaboradores expertos como abogados especialistas en propiedad intelectual, ingenieros, estudiantes cuya tesis versaba sobre el canon digital… ¿imagináis un despacho enorme y con los mejores colaboradores a vuestra disposición? Pues este macrodespacho de especialistas dio pie a una de las contestaciones y sentencia posterior que crearían Jurisprudencia. Finalmente este proceso concluyó con mil novecientas descargas y más de ciento-cincuenta demandas tomando ésta primera como modelo.

Esto nos demuestra que Internet y las redes sociales son una realidad empresarial, y que el emergente mundo 2.0 es una realidad y forma parte del PIB de nuestro país y por tanto deberíamos replantearnos la posibilidad de olvidar la vieja Olivetti, el papel carbón y adaptarnos a las tecnologías, no teniéndolas como una máquina de escribir más moderna, sino adquiriendo las competencias necesarias para que formen cada vez más parte de nuestro How Know.

 

 

Comunicación, Derecho y TIC

Hace unas semanas pude acudir a las Jpod10 para los legos en la materia, son las jornadas de podcasting celebradas, este año, en Barcelona. Allí nos congregamos ‘Podcasters’ y ‘Bloggers’ de todas partes.

Por esas coincidencias de las vida, vi una conferencia que despertó mi curiosidad profesional, las demandas a la comunicación amateur y la responsabilidad civil. Para que os hagáis una idea trataba de la responsabilidad derivada de nuestras opiniones y comentarios resultantes tras una grabación o la escritura de nuestro blog.

Muchas veces no somos conscientes de los riesgos de nuestras opiniones y el alcance de éstas. Y es que la Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) nos han acercado a todos los rincones del mundo y lo que antes era una conversación entre amigos la cual no transcendía más allá de lo que fuese un grupo reducido de personas, hoy atraviesa fronteras y hace desaparecer la barrera espacio, tiempo.

Esto se nos planteó en la conferencia, el alcance de nuestras opiniones a través de la red cuando éstas afectan a los Derechos Fundamentales de los otros, como por ejemplo el derecho a la imagen o al honor o a la privacidad. Y es que el Derecho a la Libertad de expresión encuentra la orma de su zapato en los Derechos Fundamentales de los demás pero…¿Cual de ellos pesa más?

Y aunque hable de Podcast también es aplicable a nuestros blogs, y es que no debemos engañarnos la Teoria de los actos propios rige gran parte de la lógica de nuestras acciones, lo cual nos convierte en responsables de nuestros actos y por consecuente somos responsables de lo que publicamos. Y es que cuando publicas un podcast o un blog de opinión debes tener en cuenta que tus manifestaciones encuentran su límite en el Derecho al Honor y la Privacidad de los demás (explicado en mi libertad empieza donde acaba la tuya).

Tener cuidado con las difamaciones y sobre todo con las afirmaciones vertidas, debería ser una de nuestras premisas. Aquí podríamos pensar, bueno si las afirmaciones son ciertas no incurro en delito alguno, pero en diferentes Sentencias que pese a que las afirmaciones sean ciertas y se encuentren contrastadas, en caso de que no tengan un interés público, responderán. Y es que nuestro Código Civil es claro al respecto, diciéndonos que respondemos por vía del artículo 1902 de dicho cuerpo legislativo y no debemos ser ingenuos pues respondemos con nuestros bienes presentes y futuros. De todo esto se deriva un nuevo servicio en el mercado, algo innovador, un seguro para bloggers y podcasters y es que no nos engañemos empiezan a existir las primeras sentencias por opiniones o por el uso de contenidos protegidos.

Los que estamos metidos en el mundo 2.0 debemos ser muy conscientes de nuestras opiniones pues estas cruzan fronteras en cuestión de segundos. Estamos expuestos a demandas y reclamaciones por nuestras opiniones por nuestra calidad de bloggers o podcaster o ambas, pero también en otras cuestiones que se expondrán en este blog.

Asimismo, recordaros que somos responsables de lo que publicamos pero también de aquellos comentarios efectuados por usuarios anónimos, por lo cual es interesante poder identificar a los usuarios que postean en nuestro blog y pueden generar una responsabilidad por la cual debamos responder con nuestro patrimonio.

¿Crisis de Valores? Modulemos una vez más Derechos

Hace unos días, cuando acudía a un curso del ICAB, en la puerta del edificio y frente a la Subdelegación del Gobierno, había unos cuantos chicos manifestándose contra los residuos nucleares.

Quizás esto os parezca que no tiene mucho motivo en este blog, pero yo creo que sí y es que el Derecho afecta a actos tan simples como comprar un billete de metro o sentarse en una terraza. Y ellos se manifestaban por un Derecho, el derecho al medio ambiente y al cumplimiento de los protocolos internacionales, aunque no tengo claro si lo sabían o no. Lo cierto es que su reivindicación versaba directamente sobre los cementerios de residuos nucleares, esos que diferentes comunidades se están rifando a cambio de dinero y que los vecinos se niegan a tener un contenedor de hormigón cargado de residuos cercano a sus viviendas.

Es cierto, que de este tema desconocemos muchas cosas y decimos no más Chernóbil, pero hay datos que se nos escapan, un ejemplo es que a España llegaron elementos metálicos e incluso puertas que se emplearon para la construcción de viviendas, cuyo contenido en radiación es más alto que el que se consideremos saludable porque habían sido extraídos de la zona donde existe una mayor concentración de radiación. Argumento que tampoco creo que los manifestantes conozcan.

Lo cierto y es que pese a la disertación inicial, no me pareció curioso que ocho jóvenes se pusieran con la pancarta a gritar a una Subdelegación vacía por las horas, ni el despliegue de mossus de escuadra demasiado aparatoso para unos pocos manifestantes, ni siquiera que solamente su público fuéramos abogados que los mirábamos con cara de incredulidad pensando, quizás sería mejor hacer esto por la mañana ¿no?. Lo que me resulto peculiar, fue la falta de ideas. Sí, reivindicaban el derecho a un medio ambiente mejor, cuando uno de sus compañeros saco de su bolsillo un fantástico iPhone 4, lo siento en ese justo momento me dio la risa y me fui.

Considero el medio ambiente una prioridad y lo considero un derecho fundamental para la vida de las personas pero ese iPhone 4, tecnología de última generación emplea un elemento en su fabricación que es el Coltán. Este es un mineral cuya particularidad es que permite una mejor conducción de la corriente y crear móviles, pantallas, mp3 y otros elementos tecnológicos de tamaño considerablemente reducido tomando como referencia aquellos primeros “zapatófonos”. Bien, lo curioso es que el Coltán se obtiene en condiciones de esclavitud, esta generando guerras y emplea mano de obra infantil, sin descuidar que su obtención es altamente tóxica.

Vuelvo a plantearme aquí la modulación de Derechos, y es que si tenemos derecho a un medio ambiente limpio, donde los residuos nucleares no sean el abono del campo o de los mares pero considero hueco de ideas manifestarse por la radiación y a la vez exhibir un símbolo del avance tecnológico que esta costando la vida a muchas personas, que esta suponiendo situaciones de esclavitud. No me parece mal poseer toda esa tecnología, pero debemos ser conscientes de lo que implica. Pero me parece vacío de ideas manifestarse por el medio ambiente y en cambio hacer alarde de un símbolo de alienación de Derechos Humanos, incluso del genocidio de algunos gobiernos por una pequeña piedra grisácea.

Es un Derecho el poder vivir en un ecosistema limpio, pero también lo son los Derechos humanos. Creo que en algún tramo del camino al progreso hemos olvidado que nuestras acciones tienen repercusión en otras personas. Y no es una crítica a la tecnología, porque yo sería hipócrita de hacerla, sino que me planteo el hecho de ser más consecuentes y no sólo reivindicar aquello que nos afecta directamente sino también plantearse como afectamos con nuestros Derechos a las Obligaciones de los demás.