Archivo de la etiqueta: Directiva 93/13/CEE

ONCE UPON A TIME: EL VENCIMIENTO ANTICIPADO

Si en SI YA LO DECÍA SHAKESPEARE: ¿ALEGAR O NO ALEGAR LA CLÁUSULA DE VENCIMIENTO ANTICIPADO? ESA ES LA CUESTIÓN analizábamos la solución dada por los Tribunales de Primera Instancia de L’ Hospitalet de Llobregat a la cláusula del vencimiento anticipado, ahora le toca a la Audiencia Provincial de Valencia en su Auto 263/2014 montar las fallas.
ONCE UPON A TIME 
Había una vez un pueblo que vivía en la oscuridad, sobre sus extensas tierras se cernía el miedo y la desesperación, se destruían los puestos de trabajos, el pueblo perdía sus viviendas mientras los Señores Feudales disfrutaban de amnistías fiscales, tarjetas black y sobres de dudosa procedencia. El Rey, mientras tanto, ajeno en su reino del extranjero, emitía leyes que eran aplicadas de una forma perversa a un pueblo lego. Un buen día, un loco decidió apelar a la cordura del Rey y este emitió una Sentencia que cambió el rumbo del pueblo, era el 14 de junio de 2012, desde ese día los Señores Feudales intentaron torpedear cualquier intento que les hiciera perder su posición, pero ya era tarde… Poco a poco, los diferentes estratos sociales se revolvían para recuperar su posición, el poder judicial abría nuevas líneas, nuevas posibilidades y nuevas esperanzas, pese a que el poder legislativo continuaba estanco en preservar el feudalismo, la revolución había comenzado, un tiempo nuevo se avecinaba imparable.
Los señores feudales, temerosos de perder sus privilegios emitieron la Ley 1/2013 con el pretexto de solventar la solución como el Rey deseaba, pero lejos de la realidad introdujeron una pequeña cláusula donde impedía a través del artículo 695.4 LEC formular recurso de apelación cuando se denegaba la existencia de cláusulas abusivas. El Rey, nuevamente increpado por un loco visionario convino que esto era contrario a su voluntad, y así lo hizo constar en la STJUE 17 de julio de 2014, advirtiendo a los Señores Feudales que consideraba la “nueva” redacción contraria a su voluntad y por tanto implicaba desproteger al pueblo. El Señor Feudal, temeroso promulgó el Real Decreto Legislativo 11/2014 de 5 de Septiembre, por el que permitía al pueblo apelar aquellas resoluciones donde su pretensión se viese desestimada, siempre que se alegase el carácter abusivo de una cláusula contractual la cual hubiese constituido el fundamento de la Ejecución o hubiese sido determinante para la cantidad.
EFICACIA Y EFECTIVIDAD: GARANTIAS DE LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA 
Ya hemos hablado de ello en muchas ocasiones, el Juez nacional esta obligado de oficio a revisar el título y analizar el posible carácter abusivo de las cláusulas contractuales, pero además el Informe de la comisión del año 2000, analiza el carácter imperativo del artículo 6.1 de la Directiva 93/13 así como su función de orden público. Por tanto el Juez debe abstenerse de aplicar la cláusula abusiva, incluso salvando los problemas de incongruencia y la rigideces del proceso. Aunque al Señor Feudal no le guste, sus cimientos pueden tambalearse y sus privilegios acabarse.
Para garantizar el PRINCIPIO DE EFICACIA, nos recuerda el Auto, que el Tribunal nacional debe interpretar las disposiciones nacionales de modo que se garantice la tutela judicial efectiva, “de no ser posible el Tribunal está obligado a dejar inaplicada, por su propia iniciativa, la disposición nacional contraria, como pueden ser las normas procesales nacionales que recojan la vinculación estricta a la pretensión deducida” El único límite a la autonomía es el PRINCIPIO DE EFECTIVIDAD y así nos lo recuerda el informe “No hagan imposible en la práctica o excesivamente difícil el ejercicio de los derechos que el ordenamiento jurídico confiere a los consumidores”. 
El Rey lo tiene claro, el poder judicial debe velar por los intereses del pueblo desprotegido y no por los del Señor Feudal… ¡ce est la révolution!
 
CONSECUENCIAS DE LA NULIDAD 
Este punto, pese a ser reiterativos también lo hemos tratado en otras ocasiones pero volvemos a ello ya que en este Auto es relevante tenerlo claro. La NULIDAD descarta toda posibilidad de integración, pues ya lo dijo el rey en la STJUE de 14 de Junio de 2012, la integración de una cláusula abusiva es contraria a Derecho. Por tanto el art. 6.1 Directiva 93/13 debe ser interpretado en el sentido que se opone a una normativa de un Estado miembro, como el art. 83 del RDL 1/2007 éste declara la nulidad de una cláusula abusiva contenida en un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor, facultando al Juez a integrar dicho contrato y modificando el contenido de la cláusula, pues bien, la mencionada Sentencia deja claro que el Juez nacional no tiene la facultad de integrar la cláusula, le recuerda la obligación de pronunciarse sobre el carácter abusivo de las mismas una vez disponga de los elementos de hecho y derecho necesarios, así como la obligación de que en caso de existir cláusulas abusivas dentro del contrato estas no vincularan al consumidor sin la facultad para modificar el contenido de la misma. En pocas palabras, no hay Derecho de pernada.
TIRANTE EL BLANCO, LA AUDIENCIA PROVINCIAL Y EL VENCIMIENTO ANTICIPADO
Quizás sea la decisión más arriesgada, la Audiencia Provincial de Valencia ha cogido el cuento del feudalismo y lo ha hecho arder. Esto es la guerra y quien se equivoca en el movimiento puede morir por ello la cláusula del Vencimiento Anticipado, esa redactada con “en todo, en parte, alguna de las amortizaciones de capital o intereses de conformidad con lo pactado en la escritura” es contraria a derecho, se haya dejado pasar o no más que una simple cuota puesto que su redacción es abusiva y apoyarse sobre la misma sería beneficiar al Señor Feudal, el cual da por vencido el contrato a través de una cláusula redactada de una forma contraria a la Directiva, por tanto ¡Herida de muerte debe caer!
En el Auto que nos ocupa, a Audiencia aplica la Directiva en su estricto sentido, por tanto independientemente de que la Ejecutante haya o no aplicado dando por vencido el contrato en el primer mes, se ha amparado en dicha cláusula para dar por vencido el mismo. Por tanto, no es relevante los actos de la Ejecutante sino que la estipulación sobre la cual se basa lo ha permitido. Y es que se han ido a la guerra con sus caballeros heridos de muerte. Entiende la Audiencia, que de no considerarse abusivo este hecho, estaríamos incurriendo en la perversión legal de permitir al Juez nacional modificar la cláusula por los actos de la Entidad Bancaria, lo cual es contrario a la Directiva y a todo lo que Europa nos viene advirtiendo desde hace años. Por tanto, debemos volver a tener claro el EFECTO DE LA NULIDAD ES LA EXPULSIÓN DE LA CLÁUSULA DEL CONTRATO. 
El porque es simple, de no hacerse así se repercutiría decisivamente sobre como deben abonarse las cuotas hipotecarios del préstamo desnaturalizando el saldo final reclamado, por tanto resulta improcedente tanto el saldo reclamado mediante el acta de liquidación como el proceso de Ejecución en sí.
Sin la aplicación de esta cláusula, como exige la Directiva 93/13 cuando el vencimiento anticipado se declara nulo, “al ampararse en la cláusula de vencimiento anticipado se declara abusiva cabe entender que mientras no se resuelva con un apoyo jurídico distinto el contrato hipotecario sigue vigente y desplega sus efectos ordinarios”
La Audiencia Provincial de Valencia le da la razón a esos caballeros abocados a la guerra, recordándole a los Señores Feudales que deben combatir sin trampas, en igualdad de armas, sin perversiones y en el terreno que les corresponde, no en cualquier procedimiento jurídico.

EL SEÑOR DE LAS SENTENCIAS: UN TRIBUNAL PARA DOMINARLOS A TODOS

Y entramos en la segunda parte del Auto del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de L’ Hospitalet de Llobregat.

POR EL INTERÉS TE QUIERO ANDRÉS 

Todos tenemos interés en algo, y el banco lo tiene en su hipoteca, esa cláusula que remunera el hecho de haberle prestado el dinero es otra de las más alegadas en nuestras oposiciones y es que algunos créditos hipotecarios, fijan un tipo de interés tachables de robo a tinta armada.  Pero veamos, veamos como se decanta la Jurisprudencia.

DEL JUSTO EQUILIBRIO Y DEL ESPÍRITU DE LA CLÁUSULA 

 La Sentencia Aziz, esa que nuestro legislador se leyó como decía mi compañera de clase “en diagonal”, en concordancia con la Directiva 93/13, esta no ha terminado de leérsela, nos habla del carácter desproporcionado del interés moratorio, el cual debe ser comparado con el interés legal del dinero. El Juez deberá determinar la abusividad de la misma, teniendo en cuenta algo que la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Barcelona ha contemplado en su Sentencia de 4.12.2012, para considerar abusivo el interés de demora, es decir, si la imposición de la sanción es desproporcionalmente alta al consumidor que incumpla sus obligaciones (art. 85.6 LGDCU) Por tanto deberá valorar si el interés esta en equilibrio con el resto de coordenadas del contrato, así como si es dispar al contexto económico.

 Estas comparaciones no es para ver quien la tiene más larga, si no para discernir, si con el interés de demora pactado estamos garantizando más allá del espíritu de la cláusula (guarden la ouija, no va por ahí).

La cláusula del interés moratorio, tiene no una ni dos sino TRES funciones:

1.     RESARCITORIA.- Responde al hecho de indemnizar al prestamista por la pérdida del beneficio al incumplirse con la obligación esencial del contrato.

2.     CONMINATORIA.- Estimula a que se cumpla con la obligación principal, vamos que porque no te carguen este gasto también haces lo que sea.

3.     DISUASORIA.- Desalentar del incumplimiento, esto responde a la paloma de Skinner, como dirían en mi barrio, el día que te dan el primer sablazo se te van las ganas de volver a dejar una cuota impagada

Todo esto esta muy bien, pero en la realidad el aluvión de ejecuciones hipotecarias en vías de tramitación no son por gusto, si no por necesidad. Por tanto, el hecho de estipular un interés de demora elevadísimo no tiene función disuasoria pues el problema radica en una elección más básica ¿pago la cuota hipotecario o una parte, o este mes me doy el lujo de comer?

 MORDOR, LA COMARCA, GANDALF EL BLANCO Y EL HOBBIT CATALÁN: UN TRIBUNAL PARA DOMINARLOS A TODOS 

Que nuestro legislador no sabe leer, es algo que no hace falta que os repita, nos lo ha dicho Gandalf el Blanco, digo el TJUE en varias ocasiones.  La Directiva sigue siendo clara, pero en Mordor no se enteran, las clásulas abusivas no son susceptibles de integración y/o modulación, ni por el legislador, ni por el Juez. Así lo reconoce la propia Audiencia Provincial de la Comarca, digo de Barcelona (disculpen desde que salieron los Hobbits con el anillo a pedir la independencia siempre me lio). La Sentencia Aziz, esa leída en diagonal, ha vedado la posibilidad de integración y de modulación de la clásula abusiva, y no se han vuelto locos por el anillo, la Audiencia Provincial ha hecho uso de la Directiva en conjunto con la Sentencia y lo tiene claro, al igual que Gandalf “Las cláusulas abusivas no vincularan al consumidor, sin que los jueces nacionales estén facultados para modificar el contenido”.

Y AHORA… EN CRISTIANO PALADÍN

Si juntamos, la Directiva 93/13, la Sentencia Aziz y la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, queda claro que la nueva redacción del artículo 114 de la Ley Hipotecaria, es otra artimaña cobarde. El juez no puede admitir la modulación del interés de mora a TRES VECES el interés legal del dinero (12%) por cuanto esos TRES documento vinculantes, dejan claro que una cláusula abusiva no puede vincular al consumidor. La Directiva, en sus artículos 6 y 7, pretende disuadir al empresario del uso de las mismas y las otras dos Sentencias lo dejan claro, el sí pero no pero mira donde esta la pelotita que hace nuestro legislador en el artículo 114 LH, no es lícito. No puede permitirse que la Entidad Bancaria se beneficie de su posición de superioridad subsanando un “defecto doloso” por tanto no cabe SUSTITUIR, no cabe MODIFICAR, si no que la cláusula debe ser SUPRIMIDA y no desplegar efectos. Y es que:

QUOD NULLUM EST, NULLUM EFFECTUM PRODUCIT

Post basado en un original de @xpineda: http://geniuris.com/2014/10/20/efectos-de-las-clausulas-abusivas/

¿STOP A LOS DESAHUCIOS HIPOTECARIOS?

Stop

Publicado en Legal Today http://www.legaltoday.com/practica-juridica/civil/civil/stop-a-los-desahucios-hipotecarios
Autor: Iván Ramirez Castañeda (Habeas Law Firm) http://habeaslawfirm.com/
Colaboración: Raquel Monforte González

ANTECEDENTES

Hasta ahora, cuando el banco iniciaba un procedimiento de desahucio, el deudor perdía su vivienda irremediablemente. Las opciones para defenderse eran limitadas, hasta el punto de que, incluso, cuando el Juez pudiese vislumbrar causas dignas de considerarse dentro del proceso, se encontraba atado de pies y manos. La parte debía abrir un procedimiento paralelo, conocido como procedimiento Declarativo, el cual no tenía efecto suspensivo sobre la ejecución, sino en el mejor de los casos, meramente indemnizatorio.

ANZIZ VS CAIXA CATALUNYA

El Sr. Anziz es uno de esos rostros que ponen nombre a la tragedia, a nuestro día a día. Habiendo perdido su vivienda en un proceso de Ejecución Hipotecaria, interpone la correspondiente demanda Ordinaria Declarativa (ese procedimiento paralelo que antes comentamos). El Juez del Juzgado Mercantil nº 3 de Barcelona, D. José María Fernández Seijo, en actitud que merece reconocimiento, decide plantear una cuestión de prejudicialidad al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el cual debe pronunciarse sobre dos cuestiones:

1.- ¿Cuáles deben ser las facultades del Juez que conoce del procedimiento declarativo?

2.- Cláusulas abusivas.

¿QUÉ APORTA DE NUEVO LA SENTENCIA DEL TJUE?

Vimos los primeros visos en el informe de Juliane Kokkot, y es que la magistrada no se cortó a la hora de cantar las cuarenta al Estado Español, teniendo muchos puntos coincidentes su informe con la Sentencia, pero aclarémoslo comparando.

Hasta el Jueves, apunten esa fecha en su calendario 14 de marzo de 2013, quienes perdían su vivienda debido al Procedimiento del art 698 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) únicamente tenían derecho a la pataleta en un procedimiento posterior, con un único resultado posible: la indemnización.

Cuando el bien se subastaba, y se lo adjudicaba la entidad bancaria por un precio mísero o bien lo hacía un tercero de buena fe, el daño ya estaba hecho, no puedes volver atrás y recuperar tu vivienda, únicamente podían resarcirte económicamente pero, ¿cómo cuantificas la pérdida de la vivienda familiar y los daños colaterales acarreados? ¿Quién, cómo y en cuanto se cuantifica esa sensación de despojarte de tu propia dignidad? Y lo digo así porque así me lo expresó un cliente “Me han quitado mi casa y me han derrotado frente a mi hijo. No soy suficiente hombre para mantener mi familia, no permitas que me quiten la poca dignidad que me queda”.

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

La Sentencia lo dice claro, el Ordenamiento Español es contrario a la normativa Europea y donde el consumidor y/o usuario es el bien a proteger pues se encuentra en posición de inferioridad.

Desde el pasado jueves, el Juez del procedimiento declarativo, puede solicitar la tan ansiada medida cautelar. Se le ha facultado para poner enstand by el procedimiento, tomar cartas sobre el fondo del asunto y lo más importante revisar las cláusulas del contrato (Escritura Hipotecaria), pudiendo observar si el mismo adolece de condiciones abusivas. Pese a lo extenso del catálogo, la Sentencia se hace eco de las tres más comunes:

1. CLÁUSULA DE VENCIMIENTO ANTICIPADO. Un contrato cuya duración obliga al consumidor durante un largo periodo de tiempo, el banco puede resolverlo por el impago de UNA CUOTA.

Vamos a la cuenta de la vieja, un contrato con duración de 30 años, para el consumidor, con una cuota de 750 euros/mes, esto hacen un total de 270.000 euros, deja de vincular a la entidad bancaria por 750 euros. Eso sí, el usuario cargará con el principal, la cantidad adeudada y el interés de demora, calculado prudencialmente… Lo que nos lleva a la segunda cláusula.

2. CLÁUSULAS DE INTERESES. Europa lo deja claro, los intereses pactados pueden ser abusivos, unas veces por el desconocimiento u otras por esa realidad del mercado inmobiliario en el cual nos vimos envueltos. Se firmaron cláusulas leoninas, sin pensar en que un revés del destino nos condenaría a cargar con una deuda hasta el infinito y más allá.

3. CLÁUSULA DE LIQUIDACIÓN UNILATERAL, cuando el banco decidía iniciar el procedimiento de ejecución, recurría al Notario, el cual da fe pública y hablando claro: aquello va a misa. El título se convierte en intocable y los letrados, junto al cliente, no encontrábamos dando puñetazos al aire. Resuelve la Sentencia que esto no es legítimo, pues se dificulta al consumidor tanto el acceso, como el ejercicio a su derecho de defensa. Ojo que vuelven los clásicos, el art. 24 Constitución Española, viene a poner orden a este batiburrillo.

Concluyendo, Juliane Kokkot, los magistrados de la Curia de la Sala Primera, así como esa gente anónima cuya cara visible es Ada Colau, lo han dejado claro LA LEGISLACIÓN HIPOTECARIA ES INJUSTA Y DEBE CAMBIARSE. Ahora le toca a nuestra clase dirigente despojarse de su elitista visión, dejando de proteger a grandes entidades y recordar que: “La ley de los hombres, debe ser por y para los hombres“.