Archivo de la etiqueta: Nuevas Tecnologías

Primera Jornada SDTIC y Administraciones Públicas

El pasado 20 de julio tuvo lugar la “Primera Jornada SDTIC y Administraciones Públicas” cuyo eje principal eran “Los retos de las TIC en la Administración Pública”.

La sesión comenzó a las 9 horas con esos minutos de cortesía que acaban por lacrar cualquier sesión y con la correspondiente presentación de la primera mesa. Para mí la más interesante y la que comentaré aquí.

Mi primera sorpresa fue el cambio de uno de los ponentes, sustituido por Carlos Llovera, Profesor de Derecho Administrativo en la Universitat Pompeu Fabra y Jefe del departamento jurídico de LOCALRET.  Un gran profesional en el mundo de las Administraciones Públicas no dejó indiferente. En su exposición se vislumbraron visos de cómo el Consorcio de Administraciones locales buscan la manera de actuar de forma unificada y coordinada ante la expansión de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Joan Olivares, tomando el testigo, puso sobre el tapete los términos de mayor resonancia a lo largo de la Jornada, OBLIGATORIEDAD, NORMALIZACIÓN E INTEROPERABILIDAD.

OBLIGATORIEDAD.-  Una forma de evitar gastos innecesarios y dilataciones en procesos. Y es que el hecho de que el ciudadano pueda pasar de expediente electrónico a papel y viceversa con una mera personación en la Administración Pública, puede provocar un defecto de forma en la notificación que haga retrotraer todo el proceso y… volvamos a empezar.  Ahí no estuvo fino nuestro legislador.

NORMALIZACIÓN.- Y es que es importante encontrar una forma satisfactoria de comunicarse con la Administración sin llegar a absurdos. Asimismo, esta normalización se pretende por “el ahorro” y por la “agilidad” que debería proporcionar a los procesos. Pese a que sean términos que en nuestro país no están precisamente claros cuando tramitamos con la administración.

INTEROPERABILIDAD.- Para mí el gran caballo de batalla. En la época que vivimos continuamos sin comunicación entre las diferentes administraciones. Fácilmente nos conectamos y podemos transferir información de España a Hong Kong, mientras que en el ámbito nacional, la Administración no cuenta con este beneficio, abocando a los ciudadanos a presentar una y otra vez los mismo papeles ante administraciones diferentes. PESE A QUE LA LEY PREVÉ LO CONTRARIO.

Xavier Tarrés, por su parte optaba por parafrasear a Goethe con “La Ley es poderosa pero más poderos aes la miseria”. Tras este lance, hizo balance de los DIEZ años de aplicación de la Directiva Europea sobre firma electrónica y sobre los retos en que pivota esta materia.

1.- Superar la rigidez formal para que el ciudadano pueda usar la firma electrónica

2.- Afrontar el COSTE-RIESGO para buscar mecanismos multinivel que faciliten las transacciones. Del mismo modo, se abogaba por extender esto a los dispositivos móviles.

3.- SUPERAR LIMITACIONES. Y es que ante la duda, pedimos más garantías al documento electrónico que al papel.

Aún así y con resignación, se aceptó la certeza de que la brecha digital continuará durante bastante tiempo y nos moveremos en la hibridez entre el clásico papel y lo electrónico.

 Del Director del CESICAT, Tomás Roy, se apeló a la coherencia y es que si en nuestra vida normal usamos las redes sociales para comunicarnos ¿por qué no hacerlo con la Administración? Pero la sensación de inseguridad del ciudadano a la tramitación electrónica les frena mucho.

Aquí se abrió una nueva vía de discusión, al hablar de regulaciones no dotadas, es decir, desiderátums del legislador sin presupuesto para hacerlo viable.

LA MODERNIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA corrió de la mano de Patricia de las Morenas Ferrandiz. Pese al interés en general, esta ponencia fue de destacar. Una vez más, puso sobre la mesa la interoperabilidad y para ello se ha firmado un Convenio garantizando la tutela judicial efectiva. Este Convenio lleva desde 2009 en funcionamiento, a raíz del caso Mariluz, el cual puso en evidencia errores que venían cubriéndose gracias al azar. Desde entonces… nuevas iniciativas:

NUEVA OFICINA JUDICIAL.- Es necesario tener una Oficina Judicial Común puesto que no pueden existir procedimientos “desconocidos” por inaccesibilidad.

EXPEDIENTE JUDICIAL ELECTRÓNICO.- Hacemos desaparecer un papel y controlaremos el expediente a través de dos pantallas. En una se visualizará el expediente y otra donde puede hacerse consultas.

Esta andadura comenzará su particular periplo en la Audiencia Nacional y posteriormente, y si el presupuesto lo permite, se implantará en el resto de Juzgados… pero ¿será antes de otra cagada?

Además del programa MINERVA, se hizo referencia a:

PROYECTO EJIS.- (Esquema Judicial de Interoperabilidad y Seguridad), cuyo cometido es homogeneizar la comunicación en la Administración de Justicia.

REGISTRO CIVIL.- Y es que como ya veníamos diciendo antes, se pretende evitar la necesidad de aportar nuevamente documentación que ya se aportó con anterioridad. Pues bien, los documentos que precisaremos estarán incrustados en el chip del DNI.

REGISTRO CENTRAL DE MADRID.- y es que se acabó volverse loco en la busca del funcionario o el alma caritativa que abra el registro de un pueblo, un día de la semana a una hora determinada. Un registro en Madrid donde se encuentra todo.

Aunque sinceramente, para los que precisamos de este servicio, requieren demasiados datos que en muchas ocasiones no obran en nuestro poder.

JUSTICIA EN LÍNEA.- Pese a lo rimbombante del nombre, únicamente hace referencia a la formación especializada del personal.

Para mí de las dos mesas a las que asistí, la primera fue la mejor, la segunda sobre el grado de cumplimiento y retos de las TIC en la Administración Pública, me dejó en con la idea reforzada de que estamos lejos de ser la e-administración proyectada, pero como decía mi abuela “con el tiempo y una caña todo se alcanza”. De la tercera mesa, lamento no poder comentar más allá de que quedó en petit comitè, debido al retraso con el cual comenzó, mi excusa… tenía un despacho que poner en orden.

¿Piraña en el bidet?, Simplemente Abogado 2.0

Cada día tiene más importancia la versión 2.0 de nosotros mismos. Muchos hemos vivido aquella época en que se empezaban a abandonar las máquinas de escribir por aquellos pc’s que usaban el windows 3.11 (no, no me olvido la fase intermedia de los pc’s de pantalla negra con letras naranjas o verdes, no los astras que han ocupado los altillos de muchos de nosotros).

Nuestra profesión, como otras muchas, se ha adaptado a la tecnologías de la información y comunicación (TIC), incluso algunos se han creado su identidad virtual, por eso muchos de nosotros podemos decir que somos Abogados 2.0 y es que hemos pasado de la típica frase “ Te envío un fax” a “ Te lo mando por e-mail” y aunque parezca una tontería, la comunicación en tiempo, prácticamente, real nos ha facilitado mucho las cosas. Y es que ¿Cuantos de nosotros no intercambiamos información con Clientes, Procuradores o otros Abogados mediante estos medios?

Yo trabajo en un lugar donde hablar de la necesidad de trabajar con buenos equipos, o ya no tanto, simplemente solicitar que este actualizado, parece una traición a nuestra profesión. Somos Abogados, ¡no estamos fuera del mundo, ni de la realidad que nos rodea! A días, cuando rondo por los pasillos aún puedo escuchar comentarios como “no entiendo para que pusimos un servidor” o “el ordenador con que mande los documentos que necesitamos y se pueda usar el word, sobra”. Pero lo cierto es que los impuestos que antes se cumplimentaban a mano, hoy se rellenan y envían por formularios telemáticos. Lo que antes era nuestro archivo, ese en fichas de cartulina con datos de clientes, ahora es un simple programa de gestión que nos facilita “todos” los datos del cliente.

De los arcaicos, aún aferrados a su vieja Olivetti a lo Jessica Fletcher en “Murder, She wrote”, a los Abogados más virtualizados, no hay sólo un abismo sino que hay una forma diferente de entender su trabajo y nuestra profesión. Y es que el rigor y la profesionalidad no esta reñida con las nuevas tecnologías.

Redes sociales, redes de profesionales, blogs y nuestras páginas webs han facilitado no sólo la forma de darnos a conocer, sino de mostrarnos más próximos al cliente e incluso de comunicarnos entre nosotros y poder plantearnos desde una duda, a formar una pequeña “mesa redonda” donde exponer nuestros puntos de vista sobre un tema.

Y me quejo, porque todos hacemos uso de las nuevas tecnologías y aquellos que como yo se dedican a entornos tecnológicos, la gente que nos rodea nos mira en plan “friky”. Pero lo cierto es que la protección de datos, la prueba electrónica, la propia comunicación entre nosotros, las descargas de contenido protegido, están copando día tras día las hojas de nuestros periódicos y los estantes de nuestros despachos.

Para unos somos frikys, para otros versiones 2.0 y para otros unos raros pegados a un ordenador, pero de una forma u otra las TIC han invadido nuestra vida y vienen para quedarse, y por pretensioso que suene, ya lo dijo Cher “renovarse o morir”.