Archivo de la etiqueta: renovarse o morir

¿Piraña en el bidet?, Simplemente Abogado 2.0

Cada día tiene más importancia la versión 2.0 de nosotros mismos. Muchos hemos vivido aquella época en que se empezaban a abandonar las máquinas de escribir por aquellos pc’s que usaban el windows 3.11 (no, no me olvido la fase intermedia de los pc’s de pantalla negra con letras naranjas o verdes, no los astras que han ocupado los altillos de muchos de nosotros).

Nuestra profesión, como otras muchas, se ha adaptado a la tecnologías de la información y comunicación (TIC), incluso algunos se han creado su identidad virtual, por eso muchos de nosotros podemos decir que somos Abogados 2.0 y es que hemos pasado de la típica frase “ Te envío un fax” a “ Te lo mando por e-mail” y aunque parezca una tontería, la comunicación en tiempo, prácticamente, real nos ha facilitado mucho las cosas. Y es que ¿Cuantos de nosotros no intercambiamos información con Clientes, Procuradores o otros Abogados mediante estos medios?

Yo trabajo en un lugar donde hablar de la necesidad de trabajar con buenos equipos, o ya no tanto, simplemente solicitar que este actualizado, parece una traición a nuestra profesión. Somos Abogados, ¡no estamos fuera del mundo, ni de la realidad que nos rodea! A días, cuando rondo por los pasillos aún puedo escuchar comentarios como “no entiendo para que pusimos un servidor” o “el ordenador con que mande los documentos que necesitamos y se pueda usar el word, sobra”. Pero lo cierto es que los impuestos que antes se cumplimentaban a mano, hoy se rellenan y envían por formularios telemáticos. Lo que antes era nuestro archivo, ese en fichas de cartulina con datos de clientes, ahora es un simple programa de gestión que nos facilita “todos” los datos del cliente.

De los arcaicos, aún aferrados a su vieja Olivetti a lo Jessica Fletcher en “Murder, She wrote”, a los Abogados más virtualizados, no hay sólo un abismo sino que hay una forma diferente de entender su trabajo y nuestra profesión. Y es que el rigor y la profesionalidad no esta reñida con las nuevas tecnologías.

Redes sociales, redes de profesionales, blogs y nuestras páginas webs han facilitado no sólo la forma de darnos a conocer, sino de mostrarnos más próximos al cliente e incluso de comunicarnos entre nosotros y poder plantearnos desde una duda, a formar una pequeña “mesa redonda” donde exponer nuestros puntos de vista sobre un tema.

Y me quejo, porque todos hacemos uso de las nuevas tecnologías y aquellos que como yo se dedican a entornos tecnológicos, la gente que nos rodea nos mira en plan “friky”. Pero lo cierto es que la protección de datos, la prueba electrónica, la propia comunicación entre nosotros, las descargas de contenido protegido, están copando día tras día las hojas de nuestros periódicos y los estantes de nuestros despachos.

Para unos somos frikys, para otros versiones 2.0 y para otros unos raros pegados a un ordenador, pero de una forma u otra las TIC han invadido nuestra vida y vienen para quedarse, y por pretensioso que suene, ya lo dijo Cher “renovarse o morir”.